325 pulgadas para montar, de verdad, un cine en casa


Noticias relacionadas

El mercado de los televisores está viviendo una auténtica revolución, los fabricantes proponen murales de enormes dimensiones en los que los usuarios pueden jugar con las formas gracias a la independencia de los paneles. Tras Samsung y Sony, LG se suma a esta tendencia con sus TV LED Direct View que alcanzan las 325 pulgadas, por desgracia aún no estarán disponibles en España.

De tamaño más pequeño u ocupando toda la pared hasta el techo, los nuevos televisores modulables de LG se presentan para crear una experiencia personalizada dependiendo de las necesidades y gustos de cada casa.

La compañía ha anunciado su primera línea de cine en casa, dirigida a hogares de lujo que quieran impresionar a sus invitados con televisores micro-LED de alta resolución, hasta 8K. Se pueden encargar ya en Estados Unidos y el coste superaría los 30.000 dólares.

De 81 a 325 pulgadas

El concepto es muy básico, el televisor se compone de millones de diodos LED que se agrupan para formar la imagen deseada. Pueden ser 2 millones de diodos o hasta 33 millones. Es una de las principales ventajas de la tecnología micro-LED que promete mayor brillo y contraste. Así los clientes pueden elegir entre una pantalla más cuadrada o rectangular.

Los tamaños disponibles van desde las 81 pulgadas hasta las impresionantes 325 pulgadas. Cada formato cuenta con una calidad determinada para elegir, por ese motivo solo el televisor inmenso de 325 pulgadas puede ofrecer calidad 8K, aunque LG promete un brillo cautivador y un amplio espectro de colores en todos los modelos.

El concepto es similar al que presentó Samsung con The Wall que alcanzaba las 292 pulgadas. Por su parte Sony lanzó un modelo de C-Seed M1 el primer televisor micro-LED de 165 pulgadas del mundo que se puede plegar para liberar espacio en casa.


LG TV 2K Ultrastretch

LG

Omicrono

De igual manera, si se escoge un tamaño entre las 81 y 215 pulgadas, la calidad deberá ser de 2K Full HD. Entremedias están los tamaños destinados al 4K Ultra HD. También el formato varía de un modelo a otro, se puede elegir una proporción convencional de 16:9 o el UltraStretch» 32:9 si se quieren ver varios contenidos a la vez.

El sistema operativo inteligente de los televisores lo proporciona un controlador con WebOS para navegar con facilidad por los contenidos como en la mayoría de televisiones que se encuentran a la venta ahora mismo.

Disponibilidad y precio

LG inicia este servicio en Estados Unidos antes de llevarlo a otros países y continentes, ya se pueden encargar en su página web. Al tratarse de un producto personalizado la compañía no da precios exactos, aunque la estimación sugiere que se trata de un producto de lujo.

La compañía asegura que la instalación, la garantía y el soporte suman un precio de unos 30.000 dólares. Hay que tener en cuenta que cada dos años se requerirá una revisión para supervisar el estado del dispositivo.

El precio final será mucho más alto probablemente. Al lado de estos precios, el televisor OLED enrollable que presentaron por unos 100.000 euros resulta económico. 

También te puede interesar…