Algunos móviles Android comparten datos privados sin que puedas evitarlo

Algunos móviles Android comparten datos privados sin que puedas evitarlo


El último estudio de Trinity College revela que ciertas versiones Android tienen una conducta mejorable cuando se trata de los datos personales de los usuarios. Este análisis se ha centrado en recopilar la cantidad de información que un dispositivo envía a los servidores del fabricante, descubriendo que, a pesar de desactivar la opción, se siguen enviando datos personales. Este hecho afecta a millones de móviles Android en todo el mundo y Google lo ha justificado como algo necesario.

Android comparte datos privados incluso cuando desactivas la función

Si sueles leer los mensajes de la configuración inicial de Android sabrás que hay algunas opciones que permiten compartir datos con los fabricantes y el propio Google para mejorar el sistema. Lo más normal es configurarlo de tal manera que tus datos se compartan con el menor número de compañías posibles. Si es 0 compañías, mucho mejor.

Pues bien, este estudio revela que da igual lo que hagas: si has indicado que no quieres compartir información el sistema operativo se saltará tu decisión. Dependiendo del fabricante del dispositivo se comparten diferentes ramas de datos e información personal del uso del dispositivo. Repetimos, incluso cuando indicas que no quieres hacerlo.

Estos datos personales son muy variados y están desde los datos de IMEI hasta el uso que haces de ciertas aplicaciones. El control de estos datos es tal que incluso se envían datos sobre aplicaciones preinstaladas que no has utilizado nunca.

Si tenías Facebook instalado cuando iniciaste tu móvil Android y no lo has utilizado también está compartiendo datos. La mayoría de los datos están relacionados con el ID de publicidad y tus comportamientos, pues es la información más valiosa para las empresas.

Google dice que así funcionan los móviles actuales

Desde el estudio se pusieron en contacto con Google para indicarles lo que estaba pasando y cómo solucionarlo. La respuesta de la compañía fue bastante curiosa, pues indicaron que este comportamiento es necesario para tener smartphones modernos.

Estas reglas de información están prohibidas en Google Play, pero no en las aplicaciones que los fabricantes instalan por su cuenta. Véase Facebook, teclados, One Drive, etc. Google no solo es consciente de lo que ocurre, sino que parece haber dejado la puerta abierta para que esto ocurra.

Vía