¿Arcoiris en Marte? La NASA explica este fenómeno


La NASA explica la imagen del arcoiris que se vio en Marte.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) está desarrollando una misión en el planeta Marte mediante el rover Perseverance que apenas captó la imagen de un supuesto arcoiris.

Ante las especulaciones, la NASA aclaró por medio de redes sociales cual fue la razón de la aparición de este extraño fenómeno.

“Muchos se han preguntado: ¿es eso un arcoíris en Marte? No. Los arcoíris no son posibles aquí. Estos se crean por la luz reflejada en las gotas de agua redondas, pero aquí no hay el suficiente para condensarse y hace demasiado frío para que haya agua líquida en la atmósfera”, afirmó la agencia en su publicación en Twitter.

Los expertos confirmaron que lo que se vio tiene que ver con un destello de un lente, conocido como un flare que es producido cuando los rayos de luz inciden sobre el objetivo de un dispositivo fotográfico.

“Este tipo de destellos ocurren cuando se intenta fotografiar una fuente de luz, por ejemplo, el Sol o algún artefacto artificial que emita luz. Este arco es un destello de lente”, concluyó la agencia espacial.

La primer prueba del Perseverance en Marte

La NASA informó que su rover, el explorador Perseverance, realizó con éxito su primer paseo de prueba en Marte, recorriendo unos 6,5 metros en 33 minutos el pasado 6 de marzo.

Avanzó cuatro metros, giró 150 grados a la izquierda y luego retrocedió 2,5 metros, pudiendo tomar una foto de las huellas de sus propias ruedas en suelo marciano.

Perseverance puede recorrer 200 metros por día marciano, que es un poco más largo que un día en la Tierra y va cinco veces más rápido que Curiosity, su predecesor, que sigue funcionando ocho años después de aterrizar en Marte.

Los ingenieros de la NASA dijeron que estaban estudiando posibles rutas para viajes más largos en la superficie de Marte, además también preparan el primer vuelo de un helicóptero no tripulado que va en el explorador.

Perseverance fue lanzado el 30 de julio de 2020 y aterrizó en la superficie de Marte el 18 de febrero pasado en una misión de búsqueda de rastros de vida. El robot intentará recoger 30 muestras de roca y suelo en tubos sellados que se enviarán a la Tierra en la década de 2030 para su análisis.