Así podría ser el Explorador de Archivos de Windows 10 Sun Valley


Mucho hemos hablado sobre Sun Valley y su promesa de poner patas arriba Windows. No en vano, promete ser la mayor actualización de Windows desde el salto de Windows 8.1 a Windows 10. Entre todas sus novedades destaca el profundo rediseño de apartados clave de la interfaz de usuario de Windows. Uno de esos apartados será el Explorador de Archivos y ya hemos empezado a ver novedades al respecto en forma de nuevos iconos. Ahora tenemos algo mucho más potente: un concepto de cómo podría ser el diseño final del nuevo Explorador.

Sun Valley traerá Fluent Design al Explorador de Archivos de Windows 10

No escapa a la vista de nadie que el Explorador de Archivos está anclado en el pasado en cuanto a diseño. Se trata de una aplicación fundamental en Windows (no en vano es el centro neurálgico de todo lo que ocurre) y no es fácil hacer cambios en ella. Microsoft lleva muchos años sin renovar profundamente su diseño y eso podría cambiar con la llegada de la actualización Sun Valley a finales de año.Ha sido el famoso filtrador «WalkingCat» el que ha publicado la imagen en Twitter. En el tuit en cuestión señala una curiosidad: los de Redmond podrían cambiar la carpeta de OneDrive por una llamada «Microsoft Cloud Files».

En el diseño destaca la utilización de los nuevos iconos de carpetas, documentos, escritorio, descargas y este PC, así como los iconos de acciones que son idénticos a los utilizados por el Explorador de Archivos de Windows 10X. Se aumenta el espaciado de los elementos respecto al actual para facilitar el manejo táctil, se introduce el efecto de transparencia y se hace uso de una interfaz mucho más minimalista y plana, acorde a los nuevos tiempos.

Sin embargo, WalkingCat recuerda que esto no es más que un concepto (muy probablemente interno de la propia Microsoft, pero un concepto al fin y al cabo). Esto significa que el rediseño que nosotros recibamos finalmente podría ser muy parecido a este o ser radicalmente distinto. Sin embargo, las fuentes, colores, iconografía y disposición de los elementos encajan a la perfección con lo último que hemos visto de Fluent Design, por lo que parece un candidato más que factible, ¿no creéis?