cambiaron la CPU de las Xbox originales y eligieron Intel en el último momento


3 de enero de 2001. Las Vegas. Bill Gates acude al CES para presentar la Xbox, uno de los productos más esperados y prometedores de los últimos años. En primera fila, los ingenieros de AMD que durante meses habían trabajado en los prototipos de la consola para lograr un rendimiento sin parangón.

Esos ingenieros daban por hecho que la consola integraría un procesador de AMD, pero en el último momento Microsoft les traicionó y anunció que la Xbox estaría basada en un chip de Intel. 20 años después uno de los principales arquitectos de aquella Xbox se disculpaba ante AMD, que por cierto, ha acabado siendo parte fundamental de las consolas de Microsoft y Sony.

AMD perdió la batalla, pero acabó ganando la guerra

Aquella conferencia se hizo famosa por la aparición en escena de Dwayne Johnson, muy conocido entonces por la WWF y que empezaba su carrera como actor con aquella ‘El regreso de la momia’. La conversación entre Gates y ‘La Roca’ marcó aquella presentación, y desde luego dejó totalmente en segundo plano aquel breve comentario que Gates hacía al hablar de cómo la consola usaría un chip de Intel. Podéis verlo en el minuto 2:32 de este clip de vídeo:

Aquella declaración fue una puñalada para AMD, que había colaborado activamente con Microsoft en el desarrollo de la consola. De hecho en primera fila en aquella presentación había ingenieros de AMD que habían participado en el proyecto, y sus caras entonces debieron ser un poema.

Así lo asegura Seamus Blackley, considerado como el ‘padre de la Xbox’ y que estos días recordaba aquel momento de hace dos décadas. Blackley pedía perdón a Lisa Su —actual CEO de AMD— y también revelaba cómo en «AMD habían ayudado tanto con los prototipos» y cómo esos prototipos «habían ejecutado las demos del anuncio en hardware de AMD».

¿Por qué Microsoft decidió hacer ese cambio? Según Blackley fue «política pura», y aquella decisión le hizo sentir fatal, sobre todo cuando vio a los ingenieros y responsables de AMD «tan tristes».

Aquella decisión no obstante acabaría siendo revertida en las siguientes generaciones de la consola: aunque la Xbox 360 usaba un chip PowerPC, tanto la Xbox One como las actuales Xbox Series S/X usan tanto una CPU como una GPU de AMD.

Vía | GameSpot