Descubrieron una nueva especie de pterosaurio a partir de insólitas huellas


150 millones de años de evolución hicieron de los pterosaurios los seres más temibles que jamás hayan atravesado el cielo, mientras que en la tierra, el T-Rex era  el amo y señor del ecosistema. Esta vez, científicos chinos descubrieron una nueva especie de esta ave de la prehistoria a partir de 114 fósiles de huellas de dinosaurios, encontrados en rocas en el noroeste de China.

El yacimiento con huellas de dinosaurios, que curiosamente sólo cubre un área de 30 centímetros cuadrados, se encuentra en la cuenca de Junggar, donde científicos del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China descubrieron 57 huellas de manos y otras tantas de pies desde 2006, lo que indica que los autores de las marcas eran cuadrúpedos.

El informe publicado en la revista internacional Peer.J, planteó que, luego de estudiar las características principales de estos restos como la longitud de los dedos, los científicos identificaron que las huellas eran diferentes de las dejadas por otras 15 especies conocidas de pterosaurios por lo que propusieron una nueva especie denominada Pteraichnus wuerhoensis, que se remonta al período Cretácico Inferior.

Según Li Yang, autor principal del estudio, los distintos tamaños de estas huellas sugieren que los rastros son de animales de diferentes edades y proporcionan evidencia de que los pterosaurios vivían en grupos. “La región de Wuerhe estaba salpicada de grandes lagos en ese momento. Los pterosaurios dejaron numerosas huellas, muy probablemente porque fueron a los lagos en busca de comida”, aseguró Li.

¿Qué son los pterosaurios?

Los primeros fósiles de pterosaurios se habían encontrado a fines del siglo XVIII y contaban con particularidades únicas, dentro del universo de los reptiles, como los miembros anteriores modificados como alas. Y que esas alas estaban formadas por una membrana sostenida por el cuarto dedo de la mano que tenían hiperdesarrollado.

Los primeros vertebrados voladores de la Tierra evolucionaron para mejorar su rendimiento de vuelo de forma progresiva durante sus 150 millones de años de existencia antes de extinguirse al mismo tiempo que los dinosaurios hace 66 millones de años. A lo largo de su historia, fueron perfeccionando su capacidad de vuelo hasta duplicarla en dos ocasiones.

Los pterosaurios evolucionaron a partir de animales terrestres y surgieron por primera vez como voladores en el período Triásico Temprano, hace unos 245 millones de años. Los primeros fósiles son de 25 millones de años después. Según investigaciones que datan de diciembre del año pasado, los pterosaurios adaptaron la forma y el tamaño de su cuerpo para usar un 50% menos de energía y aumentaron hasta 10 veces su masa. Algunas especies evolucionaron incluso hasta llegar a pesar más de 300 kilogramos.