Disfruta de los ganadores de este concurso de fotos al microscopio


Los concursos de fotografía de la naturaleza son realmente atractivos, pues inmortalizan imágenes bellísimas, que no siempre están a disposición de nuestras retinas. No todo el mundo puede desplazarse al lugar en el que se encuentran algunas de las escenas retratadas. Además, es digna de mención la destreza con la que las plasman los concursantes. Pero, al menos, captan aquello que el ojo puede ver. En el otro extremo se encuentran concursos como el Small World Competition, de Nikon, cuyos aspirantes presentan fotos al microscopio, en las que se encuentran muchos detalles que, a pesar de estar frente a nosotros, nos resultan invisibles.

Existen muchas competiciones de este tipo, pero ninguna tan longeva como esta, que este año alcanza ya su 47º edición, según cuentan desde IFLScience

Pero en todo este tiempo no se han agotado las ideas de los concursantes, quienes tienen cada vez mejores técnicas a su disposición para obtener instantáneas tan maravillosas como estas primeras diez clasificadas.

Lo que una hoja esconde

Jason Kirk

La primera posición en este concurso de fotos al microscopio ha sido para Jason Kirk, por una imagen en la que se representa una hoja con todo lujo de detalles.

Concretamente es una hoja de roble, en la que podemos diferenciar los tricomas, en blanco, los estomas, en morado, y los vasos, en azul. Los tricomas son estructuras similares a pelos, que, por ejemplo, protegen a las hojas de las agresiones de la luz o las abrasiones. Los estomas, en cambio, son pequeños poros que permiten el intercambio de gases entre el interior y el exterior de la planta. Y, para terminar, los vasos ayudan al transporte del agua. Por lo tanto, podemos ver una amplia gama de herramientas de gran utilidad para la planta en una sola y hermosa fotografía.