El Apple Watch de 2022 tendría monitorización de glucosa en sangre, según información reguladora de una startup británica


Esperamos que la monitorización de los niveles de glucosa en sangre llegue al Apple Watch desde hace ya algunas generaciones. El motivo de este interés radica en la enorme importancia de una capacidad de este tipo que, sin requerir más que luz, pude ofrecer un dato tan importante y vital para muchas personas. Ahora, creemos saber un poco más de la posible fecha de llegada de esta característica.

Una tecnología que aún está en desarrollo

Lo cierto es que desarrollar un sistema de medición de glucosa en sangre que utilice solo la luz para funcionar es todo un reto. Si la luz, además, tiene que posicionarse en la muñeca y encajar dentro del tamaño y diseño de un Apple Watch, el hito es aún mayor. Si encima de todo ello, le añadimos que Apple seguramente dará a esta función la precisión para considerarse un dato médico fiable, como el ECG, y por lo tanto pasará todas las regulaciones necesarias de los organismos competentes, entendemos por qué esta función podría llegar en 2022 y no antes.

En el pasado hemos visto movimientos en el desarrollo de esta funcionalidad, pero estos han sido un poco vagos. Ahora, gracias a unos documentos enviados a la SEC (la comisión de mercados y valores de Estados Unidos) por parte de una startup británica, tenemos una información mucho más tangible.

Rockley Photonics es una empresa especializada en mediciones deportivas y de salud con sede en Reino Unido que quiere empezar a cotizar en la bolsa de Nueva York, según ha podido descubrir The Telegraph. Entre los documentos necesarios para recibir la aprobación de este trámite se puede leer que Apple es uno de los pocos grandes clientes de la compañía.

Una medición de gran importancia que creemos que lleva tiempo en desarrollo.

Rockley afirma que solo dos grandes clientes fueron responsables del 100% de los ingresos de la compañía en 2020 y, si bien desconocemos si Apple es el mayor cliente o el segundo mayor cliente, está claro el interés de los de Cupertino en la tecnología de la compañía. Según los documentos, Rockley tiene un acuerdo de «suministro y desarrollo» con «la compañía» del cual anticipa que dependerá para la mayoría de sus ingresos. Estos ingresos, en su mayoría, provienen de los honorarios de ingeniería por trabajos de desarrollo de futuros productos.

El CEO de Rockley, Andrew Rickman, ha afirmado que la tecnología que la compañía está desarrollando llegará a productos de consumo en 2022. El ejecutivo no ha querido precisar si Apple está involucrada en esta tecnología.

Si bien es cierto que la asociación de Rockley con Apple no tiene que significar necesariamente la llegada de la monitorización de glucosa sanguina al Apple Watch, la trayectoria de la compañía británica y el rumoreado interés de Apple en esta tecnología nos permite sacar conclusiones. Aún faltan días para el Apple Watch series 8, seguramente a medida que se acerque su lanzamiento podremos saber algo más.