el móvil de 110 euros que sorprende por diseño y batería


Noticias relacionadas

Realme es la marca de smartphones que más rápido crece en España, y en parte se debe gracias a su filosofía de ofrecer dispositivos con una buena relación calidad-precio. Un catálogo que el próximo 5 de mayo acogerá a un nuevo miembro: el Realme C21, un móvil de gama de entrada que ofrece una gran batería y diseño por sólo 109 euros.

El Realme C21 es el primer teléfono de la serie ‘C’ de la compañía china en obtener el sello de calidad TÜV Rheinland de alta fiabilidad. Un móvil de gama de entrada que está diseñado para ofrecer una alta experiencia a un precio más asequible y que destaca por su pantalla de 6,5 pulgadas y sus tres cámaras traseras con inteligencia artificial.

Además, en su interior luce una gran una batería de 5.000 mAh y un procesador MediaTek Helio G35, que resulta perfecto para jugar. En OMICRONO hemos probado durante semanas el Realme C21 en color azul y con la configuración de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, que es la única versión que incorpora NFC y cuyo precio se eleva hasta los 139 euros.

Un móvil resultón

El Realme C21 cuenta con una carcasa de policarbonato y con un diseño agradable inspirado en los clásicos relojes de arena. En la zona trasera destaca un patrón geométrico que ofrece un aspecto atractivo que favorece el agarre, evita que sea resbaladizo y que, además, lo protege de las temidas huellas dactilares.


Así es la parte trasera del Realme C21.

Nacho Castañón

Omicrono

En esa misma zona se encuentra el lector de huellas dactilares, el altavoz y un módulo cuadrado que sobresale ligeramente del cuerpo y que alberga tres cámaras y un flash LED. El Realme C21, a pesar de su gran tamaño, es un móvil que se siente bien en mano, con un peso de 190 gramos y con una pantalla de 6,5 pulgadas con un notch con forma de gota de agua para una cámara de 5 megapíxeles.

Un panel que luce unos biseles reducidos, a excepción del inferior que es más ancho, y que cuenta con una resolución HD+ (1600 x 720 píxeles) y una relación pantalla-cuerpo del 89,5%. En general, el gama de entrada de la compañía ofrece una visualización y una experiencia correcta. Sin embargo, sí cabe señalar que el brillo máximo no es del todo suficiente en situaciones de mucha luz y que las huellas quedan muy marcadas.

En el costado derecho se encuentran los botones de encendido y para controlar el volumen; mientras que en el lateral izquierdo se sitúa la bandeja con espacio para dos tarjetas SIM y una microSD para ampliar el almacenamiento del móvil. Sin embargo, la zona superior del Realme C21 se queda totalmente limpia, ya que el jack para auriculares de 3,5 milímetros se ubica en la zona inferior junto con el micro USB.

Autonomía y rendimiento

En su interior, el Realme C21 integra el procesador MediaTek Helio G35 que está pensando para jugar y que convierte al móvil en el más potente de la gama de entrada. Un chip octa-core de 12 nm que alcanza los 2,3 GHz y, con la tecnología ‘HyperEngine’, ofrece un alto rendimiento en videojuegos.

Pantalla del Realme C21.


Pantalla del Realme C21.

Nacho Castañón

Omicrono

Al procesador le acompañan 3/4 GB de RAM y 32/64 GB de almacenamiento interno, que se pueden ampliar mediante tarjetas microSD de hasta 256 GB. Al moverse por la interfaz del móvil se ofrece una experiencia correcta, con algunos tirones al realizar scroll en redes sociales; pero es a la hora de jugar donde se le saca el máximo partido.

Gracias a su procesador, el Realme C21 es un gama de entrada que permite jugar a varios de los títulos para móviles más populares, aunque lógicamente en los de gran peso, como Genshin Impact, resulta complicado por los problemas que dan. Sin embargo, en otros como League of Legends: Wild Rift, Among Us o Brawl Stars la experiencia es prácticamente perfecta.

Jugando al Among Us con el Realme C21.


Jugando al Among Us con el Realme C21.

Nacho Castañón

Omicrono

En cuanto al sistema operativo, el móvil llega con Realme UI basado en Android 10. Una capa bastante completa y llena de aplicaciones propias y de terceros ya preinstaladas que no se usan. La autonomía es uno de los puntos fuertes del C21, que incluye una batería de 5.000 mAh que permite obtener más de 10 horas de pantalla.

Con un uso medio, el smartphone es capaz de aguantar casi dos días. En este aspecto, se echa en falta una carga rápida, ya que la batería tarda bastante en llenarse al completo. Entre otros detalles, cabe mencionar que el Realme C21 también incorpora reconocimiento facial, Radio FM y Bluetooth 5.1.

Cámaras correctas

En lo que respecta a la fotografía, el Realme C21 tiene un total de cuatro cámaras. En su zona posterior se encuentran tres de ellas: un sensor principal de 13 megapíxeles, un macro de 2 megapíxeles y un sensor para retratos en blanco y negro de 2 megapíxeles. En el frontal se ubica una cámara para selfis de 5 megapíxeles.

Cámaras traseras del Realme C21.


Cámaras traseras del Realme C21.

Nacho Castañón

Omicrono

Además, las cámaras llegan con inteligencia artificial y también permiten grabar vídeo a 1.080p y a 30fps. La aplicación de cámara es bastante completa y sencilla, con una gran variedad de modos de disparo. En líneas generales, el Realme C21 ofrece unas buenas fotografías correctas, aunque es en situaciones de buena luz donde se consiguen mejores resultados.

De noche la calidad de las imágenes no es realmente buena, ya que la presencia de ruido es bastante notable. Sin embargo, el apartado fotográfico que mejor rinde del Realme C21 son las fotografías tomadas con su cámara para selfis que dan como resultado unos retratos con detalles muy nítidos.  

¿Me lo compro?

El Realme C21 (109 euros) es un móvil que en líneas generales ofrece una buena experiencia, siempre teniendo en cuenta sus especificaciones y su precio. Con un diseño atractivo y unos buenos acabados, el teléfono se siente bien en mano y ofrece una autonomía de dos días en un uso moderado, por lo que no hay que estar pendientes de si hay un enchufe cerca.

Sin embargo, también tiene una serie de características a mejorar, como la calidad de las cámaras en situaciones de poca luz o que utilice micro USB. Además, el audio no es muy bueno y la posición del altavoz no es la más adecuada, ya que se puede tapar fácilmente con la mano cuando se sostiene el teléfono. 

Te puede interesar…