El nuevo juego de Amazon, está matando tarjetas de video


Amazon estrenó hace unos días la beta de New World, un nuevo juego multijugador que se ha convertido en la pesadilla de algunas personas ya que está convirtiendo en ladrillos una de las tarjetas de video más caras que hay en el mercado: la RTX 3090 de la marca EVGA.

Según las primeras investigaciones, el motivo detrás de los problemas parece estar en el menú del juego, que no tiene un límite de cuadros por segundo. Y esto causa que la tarjeta se autoexija al máximo, consumiento tanta energía y haciendo un esfuerzo tan grande que termina bloqueada sin remedio.

Cabe mencionar que todos los reportes de fallas similares han ocurrido solo con la RTX 3090 de EVGA y no con otros modelos, aunque en Reddit algunos usuarios sí han comentado que al jugar con otras tarjetas -todas NVIDIA, por cierto- han experimentado un uso de GPU muy alto (lo que se traduce en aumento de temperatura) y mayor a lo normal en otros juegos.

En Amazon ya están al tanto de la situación y aunque le han bajado el perfil diciendo que se trata de casos aislados, sí anunciaron que van a lanzar un parche para el juego que, en teoría, evitará que el problema siga ocurriendo. Dicho parche va a limitar la tasa de cuadros por segundo del menú de New World, que está ahora parece ser el principal sospechoso.

Pero previo al parche, también hay otras medidas que los usuarios pueden tomar para prevenir problemas con su tarjeta de video. En los foros de New World, un empleado explicó que la situación tiene que ver con los controladores de la tarjeta y que, además de desactivar algunas opciones específicas en el panel de control, lo mejor es limitar la tasa de cuadros por segundo dentro del juego.

En Amazon aseguran que la beta de New World es “perfectamente segura” para jugar, pero seguramente no opinarán lo mismo aquellas personas que tuvieron que enviar su 3090 al servicio técnico. Y con la actual escasez de tarjetas de video, conseguir una nueva está lejos de ser algo trivial.

Recomendaciones del editor