Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa

procesadores Intel y AMD


Entre 2017 y 2021 los procesadores Intel y AMD han experimentado una evolución enorme, más profunda, rápida y marcada que la que vivimos entre 2011 y 2016. Esa evolución estuvo impulsada, principalmente, por el golpe de autoridad que dio AMD con la arquitectura Zen, aunque no debemos olvidarnos de la respuesta que dio Intel, ya que la compañía de Santa Clara se vio obligada a abandonar el jardín de los cuatro núcleos.

Ha llovido mucho desde que llegaron los procesadores Ryzen 1000, una generación que marcó un antes y un después en el sector, y que llevó la lucha entre los procesadores Intel y AMD a otro nivel. Para entender mejor esta realidad, basta con recordar que, desde la llegada de los Core 2 Quad, allá por 2006, los procesadores de cuatro núcleos se mantuvieron como el estándar de alto rendimiento dentro del mercado de consumo general.

Todos los lanzamientos que hizo Intel dentro del mercado de procesadores de consumo general, entre 2006 y 2017, estuvieron limitados a un máximo de cuatro núcleos y ocho hilos. Haced números, hablamos de un estancamiento de once años que no se habría roto de no ser por la llegada de la arquitectura Zen, utilizada en los procesadores Ryzen 1000.

Zen 2 «desnudo», con sus dos chiplets y el chip I/O en la parte inferior.

El impacto de los Ryzen 1000 fue enorme, y marcó un cambio de rumbo en la eterna lucha que libran los procesadores Intel y AMD. Esta generación dio el salto al proceso de 14 nm (los FX Piledriver estaban basados en el proceso de 32 nm), adoptaron una arquitectura MCM (módulo multi chip), doblaron el número máximo de núcleos e hilos frente a la generación anterior, incrementaron el IPC en un 52% y lograron un nivel de eficiencia térmica y energética inimaginable.

No fue casualidad que, justo ese mismo año, en 2017, tras la presentación de Zen, Intel decidiese romper la tendencia y lanzar su primer procesador de consumo general con seis núcleos y doce hilos. Los procesadores Intel y AMD tenían diferencias importantes, ya que los primeros utilizaban una arquitectura de núcleo monolítico y ofrecían un rendimiento monohilo superior, mientras que los Ryzen 1000 ofrecían más núcleos e hilos por menos dinero.

Quedó claro, desde el principio, que ni siquiera Intel esperaba que AMD fuese capaz de recuperarse de esta manera tras el patinazo que supuso la arquitectura Bulldozer. Zen+ fue otro toque de atención con el que la compañía de Sunnyvale confirmó que iba muy en serio, Zen 2 supuso la consagración de la arquitectura MCM de AMD, y Zen 3 representa, a mi juicio, la perfección de un diseño que ha sido capaz de superar todas las expectativas, ya que ha permitido a AMD superar a Intel, y que pone de relieve que la arquitectura de núcleo monolítico ya no tiene cabida en configuraciones con un alto número de núcleos.

procesadores Intel y AMD: los pines de un Ryzen

Procesadores Intel y AMD: La competencia es buena, pero compleja

Que AMD haya vuelto a competir de tú a tú con Intel es algo muy positivo, de eso no hay ninguna duda. Gracias a esa competitividad entre ambas empresas podemos encontrar procesadores de alto rendimiento con precios tan buenos que, hace cosa de un par de años, no nos habría atrevido a imaginar. Por ejemplo, el Core i5 11400F es un chip fantástico que ofrece un rendimiento muy alto, cuenta con seis núcleos y doce hilos, y solo cuesta 164,90 euros.

Sin embargo, la competencia plantea un problema, y es que el catálogo de procesadores Intel y AMD acaba creciendo de forma desmesurada y en periodos de tiempo relativamente cortos, lo que hace que a muchos usuarios les cueste seguir el ritmo y está al día de la posición que ocupa cada nueva generación, cada nueva gama y cada nuevo procesador.

Teníamos pendiente renovar nuestra guía de equivalencia de procesadores Intel y AMD desde hacía un tiempo, pero queríamos esperar al lanzamiento de los Rocket Lake-S del gigante del chip para poder hacer una puesta al día completa, que incluye tanto esa nueva generación como los Ryzen 5000 de AMD, basados en la arquitectura Zen 3. En este artículo vamos a mantener el formato del original porque creemos que es la mejor manera de ofreceros una información completa y amplia, pero bien estructurada.

Hablaremos de arquitecturas, procesos de fabricación y también de las diferentes series de procesadores Intel y AMD que existen, abarcando tanto los modelos más actuales como aquellos que todavía se pueden encontrar en el mercado de segunda mano, y que ofrecen un buen valor en relación precio-rendimiento a pesar del tiempo que puedan tener encima. En este sentido, los incombustibles Core 2 Quad y Phenom II X4 son dos buenos ejemplos.

procesadores Intel y AMD: un Core i9 11900K

Arquitecturas y procesos de fabricación en los procesadores Intel y AMD: Consideraciones previas

Intel y AMD utilizan arquitecturas y procesos de fabricación diferentes en sus procesadores. Como recordarán nuestros lectores habituales, Intel se mantiene fiel a la arquitectura de núcleo monolítico, lo que significa que todos los núcleos del procesador se integran en una única pastilla de silicio, mientras que AMD utiliza una arquitectura MCM (módulo multi-chip), lo que significa que dichos núcleos pueden quedar repartidos en una, dos o hasta ocho pastillas de silicio, conocidas como chiplets, que se intercomunican utilizando un sistema conocido como Infinity Fabric.

La evolución de los procesadores Intel y AMD en términos de arquitectura y de proceso de fabricación ha sido más intensa, y más interesante, en el caso de la segunda, ya que el diseño MCM ha vivido cambios muy importantes, no en vano los Ryzen de AMD han pasado por tres procesos diferentes: 14 nm, 12 nm y 7 nm, y han experimentado ajustes profundos a nivel de silicio, mientras que Intel se ha mantenido en los 14 nm, y los cambios a nivel de arquitectura han sido menores, con la única excepción de Rocket Lake-S, que ha dado el salta Cypress Cove, una adaptación de la arquitectura Sunny Cove al proceso de 14 nm.

Sobre el tema de las arquitecturas, y de los procesos de fabricación, hablaremos más adelante de forma más individualizada y concreta, para que tengáis una visión más clara de las novedades más interesantes que se han producido con cada salto generacional entre los diferentes procesadores Intel y AMD, pero quiero que seáis conscientes de que ambas compañías han tenido que afrontar desafíos diferentes derivados del enfoque que han seguido durante los últimos años.

Intel ha sido muy ambiciosa, ha apostado siempre por una densidad de transistores enorme, y por un diseño de núcleo monolítico, algo que, al final, ha resultado ser demasiado complicado, y caro, de llevar a la oblea. AMD, por contra, adoptó una estrategia que realmente no era nueva. Los Intel Pentium D y los Core 2 Quad son dos claros ejemplos de un diseño MCM, ya que el primero equivale a dos Pentium 4 de 64 bits «pegados» e interconectados, y el segundo viene a ser el equivalente a dos Core 2 Duo unidos para conseguir un chip de cuatro núcleos.

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 35

AMD adoptó la figura de la unidad CCX, formada por cuatro núcleos y 8 MB de caché L3, y la utilizó para crear procesadores de cuatro, seis, ocho y más núcleos. Con Zen 2, externalizó la unidad I/O y creó el chiplet o unidad CCD, basada en dos unidades CCX, lo que nos dejaba 8 núcleos y 16 MB de L3 por pastilla de silicio, una estructura que ha mantenido con Zen 3, aunque con cambios importantes, como os contamos en su momento en este artículo, donde analizamos las claves más importantes de dicha arquitectura.

Un diseño de tipo MCM simplifica, y facilita, los saltos en proceso de fabricación y la traslación del diseño a la oblea, mejorando la tasa de éxito por oblea, reduciendo costes e incrementando la capacidad productiva con una misma cantidad fija de obleas por día, semana o mes. Obviamente no es lo mismo fabricar dos chiplets con ocho núcleos cada uno que dar forma a un procesador monolítico de 16 núcleos, el segundo supone un proceso más complejo y de mayor riesgo.

Arquitecturas de procesadores Intel

  • Conroe y Kentsfield: se basan en el proceso de 65 nm y fueron utilizadas en los Core 2 Duo 6000 y Core 2 Quad 6000, los modelos de primera generación. Marcaron un salto muy importante.
  • Wolfdale y Yorkfield: basadas el proceso de 45 nm, se utilizaron utilizadas en los Core 2 Duo serie 8000 y Core 2 Quad 8000-9000, una evolución menor de la anterior generación.
  • Lynnfield y Nehalem: arquitectura basada en el proceso de 45 nm que ha sido utilizada en los procesadores Core i3, Core i5 y Core i7 de primera generación (serie 5xx y superiores, salvo el Core i7 980X, que viene en 32 nm). Fueron un salto notable.
  • Sandy Bridge: está basada en el proceso de 32 nm y  fue utilizada en los procesadores Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de segunda generación (serie 2xxx). Uno de los mayores saltos que ha dado Intel.
  • Ivy Bridge: es una arquitectura basada en el proceso de 22 nm, que se utilizó en los procesadores Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de tercera generación (serie 3xxx). Marcó una evolución mínima frente a la anterior.
  • Haswell: está basada en el proceso de 22 nm y ha sido utilizada en los procesadores Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de cuarta generación (serie 4xxx). Mejoró el IPC de forma notable.
  • Broadwell: arquitectura basada en el proceso de 14 nm que fue empleada en los procesadores Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de quinta generación (serie 5xxx). Un salto menor frente a la anterior que, de hecho, tuvo una vida muy corta.
  • Skylake: arquitectura basada en el proceso de 14 nm y utilizada en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de sexta generación (serie 6xxx). Mejoró bastante el IPC.
  • Kaby Lake: está basada en proceso de 14 nm+ y utilizada en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de séptima generación (serie 7xxx). Una mejora mínima frente a la generación anterior.
  • Coffee Lake: arquitectura basada en el proceso de 14 nm++ que ha sido utilizada en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5 y Core i7 de octava generación (serie 8xxx). Otra evolución menor, sin cambios a nivel de IPC, que marcó el salto a los 6 núcleos y 12 hilos.
  • Coffee Lake Refresh: basada en el proceso de 14 nm++ y utilizada en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5, Core i7 y Core i9 de novena generación (serie 9xxx). Sin cambios a nivel de IPC, su novedad más importante fue el salto a los 8 núcleos y 16 hilos.
  • Comet Lake-S: arquitectura basada en el proceso de 14 nm++ que ha sido utilizada en las gamas Celeron, Pentium, Core i3, Core i5, Core i7 y Core i9 de décima generación (serie 10xxx). Sin cambios a nivel de IPC, la novedad más interesante fue el salto a los 10 núcleos y 20 hilos.
  • Rocket Lake-S: arquitectura basada en el proceso de 14 nm+++, que ha sido utilizada en las gamas Core i5, Core i7 y Core i9 de undécima generación (serie 11xxx). Utilizan una nueva arquitectura y elevan el IPC, pero reducen el máximo de núcleos e hilos a 8 y 16.

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 37

Partiendo de todo el desglose anterior, podemos identificar sin problemas la generación en la que se encuadran distintos procesadores Intel. Por ejemplo, un Core 2 Quad Q6600 está una generación por detrás del Core 2 Quad Q9300, y un Core i5 2500 está cinco generaciones por detrás de un Core i5 7500. También podemos saber que el primero está fabricado en 32 nm, mientras que el segundo utiliza el proceso de 14 nm+.

En cada punto hemos resumido también las novedades más importantes en materia de rendimiento. No obstante, debéis tener presente que aunque Kaby Lake no marcase un aumento del IPC frente a Skylake, esto no significa que no lograse una mejora del rendimiento. Lo hizo, pero tirando de fuerza bruta, es decir, subiendo frecuencias de trabajo, una estrategia que se mantuvo a grandes rasgos hasta la llegada de Rocket Lake-S. Obvia decir que el aumento del número de núcleos ha sido la única novedad realmente interesante a nivel de CPU desde la llegada de Skylake en el caso de los procesadores Intel.

Con todo eso claro, estamos listos para echar un vistazo a las arquitecturas que utiliza Intel en el sector HEDT, siglas en inglés que hacen referencia a la categoría de «computación de alto rendimiento».

  • Haswell-E: arquitectura basada en el proceso de 22 nm. Se utiliza en los Core i7 Extreme serie 5000, configurados con hasta 8 núcleos y 16 hilos.
  • Broadwell-E: arquitectura basada en el proceso de 14 nm. Se utiliza en los Core i7 Extreme serie 6000, configurados con hasta 10 núcleos y 20 hilos.
  • Skylake-X: arquitectura basada en el proceso de 14 nm. Se utiliza en los Core i7 y Core i9 Extreme serie 7000X y 7000XE, y también en los Core i7 y Core i9 serie 9000X y XE. Mejora el IPC frente a las anteriores, y alcanza los 18 núcleos y 36 hilos.
  • Kaby Lake-X: arquitectura basada en el proceso de 14 nm+. Se utiliza en los Core i5 y Core i7 serie 7000X con hasta cuatro núcleos y ocho hilos.
  • Cascade Lake-X: arquitectura basada en el proceso de 14 nm++. Se utiliza en los Core i7 y Core i9 serie 10000X y XE, configurados con hasta 18 núcleos y 34 hilos.

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 39

Arquitecturas de procesadores AMD

  • K8: no hay duda de que estamos ante una arquitectura mítica. Ha utilizado procesos de 90 nm y de 65 nm, y dio vida a procesadores de las series Athlon 64 X2 y Sempron.
  • K10: ha sido muy longeva, tanto que utilizó los procesos de 65 nm, 45 nm y 32 nm. Los procesadores Phenom, Phenom II, Athlon X2, Athlon II y Sempron han utilizado esta arquitectura.
  • Bulldozer: basada en el proceso de 32 nm, aunque ha tenido varias revisiones y ha llegado a los 28 nm (Excavator). Se utiliza en los procesadores AMD FX, Athlon II X4 (e inferiores) y en las APUs serie 4000 y superiores (hasta la serie 9000).
  • Zen: está basada en el proceso de 14 nm y se utiliza en los procesadores Ryzen 3, Ryzen 5 y Ryzen 7 serie 1000, configurados con hasta 8 núcleos y 16 hilos, así como en los Ryzen Pro serie 1000, Threadripper serie 1000 y en las APUs Ryzen serie 2000. Supuso un aumento del IPC del 52% frente a Bulldozer.
  • Zen+: está basada en el proceso de 12 nm y se utiliza en los procesadores Ryzen 3, Ryzen 5 y Ryzen 7 serie 2000, configurados con hasta 8 núcleos y 16 hilos, así como en los Ryzen Pro serie 2000 y Threadripper serie 2000 y en las APUs Ryzen serie 3000. Introdujo una mejora menor del IPC.
  • Zen 2: una arquitectura basada en el proceso de 7 nm que se utiliza en los procesadores Ryzen 5, Ryzen 7 y Ryzen 9 serie 3000, configurados con hasta 16 núcleos y 32 hilos, así como en los Ryzen Pro serie 3000 y Threadipper serie 3000. Introdujo una mejora importante del IPC frente a la generación anterior.
  • Zen 3: está basada también en el proceso de fabricación de 7 nm de TSMC, pero introduce mejoras importantes a nivel de arquitectura que elevan enormemente el IPC frente a la generación anterior. Se utiliza en los Ryzen 5, Ryzen 7 y Ryzen 9 serie 5000, así como en los Ryzen Pro Mobile de nueva generación, configurados con hasta 16 núcleos y 32 hilos.

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 41

Con todo lo que hemos dicho anteriormente, lo tenemos muy fácil para diferenciar un procesador Ryzen 1000 de un procesador Ryzen 3000, por ejemplo. Esta información nos permite saber que el primero estaría fabricado en proceso de 14 nm y que tendría un IPC inferior al Ryzen 3000, que estaría fabricado, además, en proceso de 7 nm. También sabríamos que ese Ryzen 3000 estaría por detrás, en términos de IPC, de un procesador Ryzen 5000.

A diferencia de Intel, AMD ha sabido combinar con acierto aumentos de IPC con incrementos de potencia bruta tirando de mayores frecuencias y de un aumento gradual del número de núcleos. Zen aumentó el IPC y el número de núcleos frente a la generación anterior, Zen+ subió levemente el IPC y las frecuencias de trabajo, Zen 2 elevó el IPC de forma notable, subió las frecuencias de trabajo y dobló el máximo de núcleos e hilos, y finalmente Zen 3 ha elevado el IPC en gran medida, ha subido un poco las frecuencias de trabajo y ha mantenido el máximo de núcleos e hilos.

AMD no diferencia las arquitecturas de consumo general de las dirigidas al sector HEDT, donde compite, como sabemos, con la serie Threadripper, y lo mismo aplica a la serie EPYC, dirigida al sector profesional. Sin embargo, la cantidad de núcleos e hilos difiere enormemente, ya que lo más potente de AMD para el mercado de consumo general, el Ryzen 9 5950X, tiene 16 núcleos y 32 hilos, mientras que el chip Threadripper más potente que existe a día de hoy suma 64 núcleos y 128 hilos.

Procesadores Intel y AMD: Gamas y claves

Sin más dilación, vamos a ver un desglose completo con todas las gamas y claves de los principales procesadores que Intel y AMD han comercializado durante los últimos años. Para que este listado os resulte más fácil de consultar, vamos a limitarnos a explicar las diferencias, y las novedades más importantes, que se produjeron en cada gama con los principales cambios de arquitectura.

Empezamos con los procesadores Intel

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 43

  • Core 2 Duo: son procesadores antiguos con dos núcleos y dos hilos que ya han sido ampliamente superados, pero todavía rinden bien con juegos de la generación de Xbox 360 y PS3, y también con aplicaciones poco exigentes.
  • Core 2 Quad: es una evolución de los anteriores que cuenta con un total de cuatro núcleos. Pueden mover juegos actuales gracias a sus cuatro núcleos, pero no de forma totalmente óptima por sus bajas frecuencias y su limitado IPC.
  • Intel Celeron: procesadores económicos con dos núcleos y dos hilos que cubren el nivel más básico y económico. Los modelos más recientes ofrecen un buen rendimiento en ofimática general, multimedia y navegación web, y también con juegos poco exigentes.
  • Intel Pentium: los modelos basados en la arquitectura Skylake tienen dos núcleos y dos hilos y, en general, no ofrecen una mejora de rendimiento importante frente a los Celeron. Con la llegada de la arquitectura Kaby Lake, los Pentium G4560 y superiores montan dos núcleos y cuatro hilos, lo que los convirtió en una opción sólida para PCs multimedia económicos. Rinden bien en la mayoría de los juegos de la generación actual, salvo aquellos más recientes que requieren un mínimo de cuatro núcleos y ocho hilos para funcionar correctamente, como Cyberpunk 2077, por ejemplo.
  • Intel Core i3: hasta la serie 7000 (Kaby Lake) cuentan con dos núcleos y cuatro hilos hasta la generación. Con la llegada de Coffee Lake dieron el salto a los cuatro núcleos, y con la llegada de Comet Lake subieron de nuevo hasta llegar a los cuatro núcleos y ocho hilos. Los modelos más actuales tienen un alto IPC y ofrecen un buen rendimiento en general, lo que los convierte en una opción interesante para montar equipos de bajo coste para juegos. Sirven para trabajar y para jugar.
  • Intel Core i5: se mantiene como una de las gamas con mejor relación rendimiento-precio que ofrece Intel a día de hoy. Los modelos basados en Kaby Lake y anteriores vienen con cuatro núcleos y cuatro hilos, pero con la llegada de la arquitectura Coffee Lake dieron el salto a los seis núcleos y seis hilos. Con Comet Lake (Core 10000) subió el conteo a seis núcleos y doce hilos, cifra que se mantiene con Rocket Lake-S.
  • Intel Core i7: como en el caso anterior hubo un salto importante en el conteo de núcleos con las nuevas arquitecturas. Hasta la serie 7000 (Kaby Lake), esta gama tuvo una configuración de cuatro núcleos y ocho hilos. Con la llegada de la arquitectura Coffee Lake, Intel subió el conteo a seis núcleos y doce hilos, y en la serie 9000 los ha configurado con ocho núcleos y ocho hilos. Comet Lake-S ha marcado otra subida, ya que los ha dejado en 8 núcleos y 16 hilos. Ofrecen un rendimiento excepcional y pueden con cualquier cosa. Están preparados para superar de forma totalmente óptima la transición que marcarán PS5 y Xbox Series X. Rocket Lake-S mantiene el conteo de 8 núcleos y 16 hilos.
  • Intel Core i9: se convirtieron en el nuevo tope de gama de Intel en el mercado de consumo general. Debutaron con la serie 9000 (Coffee Lake Refresh), ofrecen un alto rendimiento y tienen 8 núcleos y 16 hilos en dicha generación. Comet Lake-S aumentó la configuración a 10 núcleos y 20 hilos, pero con Rocket Lake-S se ha vuelto a reducir a 8 núcleos y 16 hilos. Pueden con cualquier cosa y tienen una larga vida útil por delante.
  • Intel Core serie HEDT: son procesadores de alto rendimiento que tienen entre seis y dieciocho núcleos, y que gracias a la tecnología HyperThreading pueden trabajar con un subproceso con cada núcleo, lo que nos deja configuraciones de hasta 36 hilos. Están dirigidos al sector profesional y utilizan una plataforma específica, lo que maca una diferencia importante frente a las soluciones de consumo general, que les permite montar configuraciones de RAM en cuádruple canal y contar con un mayor número de líneas PCIE.

Vamos ahora con los procesadores de AMD

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 45

  • AMD Athlon 64 X2: estos fueron, en su momento, los rivales de los Core 2 Duo, aunque ofrecían un rendimiento inferior. Suman dos núcleos y dos hilos, también pueden mover aplicaciones y juegos poco exigentes de generaciones anteriores.
  • AMD Phenom II: llegaron en una época de transición, así que rivalizaron con los Core 2 Quad y los Core de primera generación (Lynnfield). Suman entre dos y seis núcleos y ofrecen un rendimiento bruto superior al de los Athlon 64 X2. Están desfasados, pero los modelos con cuatro y seis núcleos todavía ofrecen una experiencia aceptable en bastantes juegos y aplicaciones.
  • AMD Athlon: existen versiones que tienen entre dos y cuatro núcleos. El rendimiento de las versiones basadas en Bulldozer y sus derivados es bueno en cualquier tarea básica, y los modelos de cuatro núcleos ofrecen un desempeño aceptable en juegos poco exigentes.
  • APUs: son soluciones que integran procesador y unidad gráfica en un mismo encapsulado. Existen configuraciones muy variadas tanto por arquitectura  a nivel CPU y GPU como por especificaciones. Así, por ejemplo, los modelos menos potentes y más antiguos se basan en la arquitectura Bulldozer a nivel CPU y en la arquitectura Terascale 3 a nivel GPU, mientras que las más avanzadas utilizarán la arquitectura Zen 3 a nivel de CPU (hasta 8 núcleos y 16 hilos) y vendrán con una GPU Vega en proceso de 7 nm. Una opción interesante para crear equipos para multimedia y gaming ligero sin invertir mucho dinero.
  • AMD FX 4000: utilizan la arquitectura Bulldozer, suman dos módulos completos y tienen cuatro núcleos de enteros a unas frecuencias de trabajo muy altas, además de multiplicador desbloqueado. Ofrecen un rendimiento aceptable en juegos poco exigentes.
  • AMD FX 6000: mantienen la arquitectura Bulldozer, cuentan con tres módulos completos y tienen seis núcleos de enteros a unas frecuencias de trabajo muy altas, además de multiplicador desbloqueado como los anteriores. Su rendimiento es bueno, pero no ofrecen una experiencia totalmente óptima en juegos actuales.
  • AMD FX 8000-9000: como los anteriores, se basan en Bulldozer. Cuentan con cuatro módulos completos y ocho núcleos de enteros. Tienen un IPC bajo, pero trabajan a una frecuencia muy alta y soportan overclock. Ofrecen todavía un rendimiento bueno y pueden con juegos actuales, aunque no de forma óptima.
  • Ryzen 3: como hemos dicho, la arquitectura Zen marcó un enorme salto a nivel de IPC frente a Bulldozer (un 52% más que los modelos de primera generación). Estos modelos tienen cuatro núcleos y cuatro hilos hasta los Ryzen 3000, que dieron el salto a los cuatro núcleos y ocho hilos. Son muy económicos y pueden mover cualquier juego actual con garantías.
  • Ryzen 5: hay tres variantes, los modelos 1500 e inferiores, que suman cuatro núcleos y ocho hilos, y los modelos 1600,2600, 3600 y 5600, que tienen seis núcleos y doce hilos. AMD lanzó un Ryzen 5 3500 con seis núcleos y seis hilos, pero su disponibilidad ha sido muy limitada. Su rendimiento es muy bueno, pueden con juegos actuales de forma totalmente óptima y están preparados para trabajar con aplicaciones multihilo exigentes. Tened en cuenta que los modelos más avanzados, basados en Zen 2 y Zen 3, ofrecen un IPC mucho mayor.
  • Ryzen 7: suman 8 núcleos y 16 hilos en sus cuatro generaciones (serie 1000, 2000, 3000 y 5000). Ofrecen un excelente rendimiento en cualquier escenario y están preparados para superar sin problemas la transición que marcará la nueva generación de consolas. De nuevo, tened presente que los Ryzen 7 3000 y 5000 tienen un IPC más alto.
  • Ryzen 9: tenemos varias versiones, los Ryzen 9 3900X y Ryzen 9 5900X, que tienen 12 núcleos y 24 hilos, y los Ryzen 9 3950X y 5950X, que suman 16 núcleos y 32 hilos. Son lo más potente que existen en el mercado de consumo general, y pueden con cualquier cosa.
  • Ryzen Threadripper 1000: son procesadores de alto rendimiento que utilizan la arquitectura Zen y cuentan con hasta 16 núcleos y 32 hilos. Se integran en una plataforma más avanzada, y gracias a ello pueden utilizar configuraciones de memoria en cuádruple canal y ofrecer una mayor cantidad de líneas PCIE.
  • Ryzen Threadripper 2000: una evolución de los anteriores basada en la arquitectura Zen+. Suman hasta 32 núcleos y 64 hilos y utilizan la misma plataforma. Están pensados para profesionales que utilicen aplicaciones multihilo muy exigentes (renderizado y creación de contenidos, por ejemplo).
  • Ryzen Threadripper 3000: ha sido la última evolución de los procesadores de alto rendimiento de AMD. Tienen hasta 64 núcleos y 128 hilos y utilizan una plataforma que soporta memoria en cuádruple canal y ofrece una gran cantidad de líneas PCIE.

Procesadores Intel y AMD: Equivalencias

Equivalencias de procesadores Intel y AMD: Guía completa con arquitecturas, series y gamas 47

Tras este largo recorrido, estamos listos para entrar, por fin, a ver un listado de equivalencias de procesadores Intel y AMD. Para evitar un listado enorme que nos llevaría semanas escribir, y a vosotros mucho tiempo leer, hemos decidido agrupar las equivalencias por gamas y acompañar una explicación simplificada, pero útil.

Ese enfoque es el más acertado si queremos razonar las equivalencias de forma acertada, pero sin tener que entrar en listados de enorme extensión. Acompañamos, además, ejemplos concretos que os servirán como referencia, pero si tenéis cualquier duda no os preocupéis, podéis dejarla en los comentarios y estaremos encantados de ayudaros. Sin más, vamos a por ello.

  • Core 2 Duo: ya hemos dicho que son procesadores bastante antiguos, y que están limitados por su IPC y sus dos núcleos. Superan a los Athlon 64 X2, pero están obsoletos. Los modelos con mayor frecuencia de trabajo quedan cerca de los Core i3 serie 500, aunque su potencia bruta en general es inferior a la de estos.
  • Core 2 Quad: sus cuatro núcleos les han permitido aguantar mejor el paso del tiempo frente a los anteriores. Los modelos más potentes, como los Core 2 Quad Q9450 y superiores, ofrecen un rendimiento aceptable y quedan cerca de un Core i5 750. Su rival directo son los Phenom II X4 de AMD, aunque gracias a sus mayores velocidades de trabajo estos últimos ofrecen un rendimiento superior. Por ejemplo, el Phenom II X4 965 rinde más que el Core 2 Quad Q9650, pero no soporta las instrucciones SSE4, así que el chip de Intel es mejor opción, sobre todo si vamos a utilizarlo en juegos.
  • Intel Core serie x00: hablamos de los Core de primera generación. Hasta los Core i5 (inclusive) podemos hacer una equivalencia aproximada con los Core 2 Quad Q9450 y superiores, y también con los Phenom II X4 y FX 4100 de AMD. Los modelos superiores, como el Core i7 860, pueden manejar ocho hilos gracias al HyperThreading, así que se sitúan en un nivel similar al de los FX 8100 y 6100. También caben aquí los Phenom II X6 de AMD, que suman seis núcleos, aunque con la carencia a nivel de soporte de instrucciones que hemos indicado, y que es importante.
  • Intel Core 2000: dieron un salto importante en términos de rendimiento frente a la generación anterior. Los Core i3, que tienen dos núcleos y cuatro hilos, equivalen aproximadamente a los FX 4300, los Core i5, con cuatro núcleos y cuatro hilos, tienen como equivalencia más cercana a los FX 6300, y los Core i7, que tienen cuatro núcleos y ocho hilos, se asimilan a los FX 8350, aunque estos son inferiores en rendimiento bruto. Como referencia de interés, os recuerdo que los Pentium G4560, que suman dos núcleos y cuatro hilos, ofrecen un rendimiento similar a los Core i5 2500 en aplicaciones que aprovechan cuatro hilos gracias a su mayor IPC.
  • Intel Core 3000: mantienen el mismo conteo de núcleos y el rendimiento en general que la generación anterior, así que sus equivalentes más cercanos son exactamente los mismos, puesto que no se produjo ningún aumento importante ni a nivel de IPC ni de frecuencias de reloj.
  • Intel Core 4000: no elevan el número de núcleos, pero sí que trajeron un salto a nivel de IPC y de frecuencias de trabajo, así que ofrecen un mayor rendimiento que los anteriores. Superan en rendimiento a los FX 8300, FX 6300 y FX 4300, y de forma bastante clara, pero quedan por debajo de los procesadores Ryzen de primera generación (serie 1000).
  • Intel Core 5000: fue una generación cuestionada, ya que tuvo una vida útil muy corta. Representó un «tick» (reducción de proceso de fabricación) frente a Haswell, y marcó el inicio de los 14 nm, pero no hubo aumento del número de núcleos y tampoco de rendimiento bruto, así que mantenemos lo visto en el punto anterior en lo que a equivalencias entre procesadores Intel y AMD se refiere.
  • Intel Core 6000: aunque fue otra generación que no trajo un aumento en el número de núcleos, la verdad es que lo compensó con un mayor IPC y unas frecuencias de trabajo más elevados. Sus equivalentes más cercano son los Ryzen serie 2000 en términos de IPC, pero hay que recordar que dicha generación de AMD tiene más núcleos e hilos. Por ejemplo, el Ryzen 5 2600 tiene un rendimiento monohilo similar al Core i5 6600, pero el primero suma seis núcleos y doce hilos, y el segundo solo tiene cuatro núcleos y cuatro hilos. El Ryzen 7 2700X tiene 8 núcleos y 16 hilos, mientras que el Core i7 6700K tiene solo cuatro núcleos y ocho hilos.
  • Intel Core 7000: mantiene tanto IPC como conteo de núcleos, aunque Intel logró un pequeño aumento de rendimiento frente a la generación anterior elevando las frecuencias de trabajo. Su rendimiento bruto es ligeramente superior al que ofrecen los procesadores Ryzen serie 2000, pero tienen menos potencial multihilo. Siguiendo con el ejemplo anterior, el Ryzen 7 2700X tiene un rendimiento inferior en monohilo comparado con el Core i7 7700K, pero el primero suma 8 núcleos y 16 hilos y el segundo se limita a cuatro núcleos y ocho hilos.
  • Intel Core 8000: representa otro pequeño avance en rendimiento bruto tirando de frecuencias, sin cambios en el IPC. La novedad más importante la tenemos en un aumento del máximo de núcleos que afectó a toda la serie. Los Core i3 tienen cuatro núcleos y cuatro hilos, los Core i5 seis núcleos y seis hilos y los Core i7 suman seis núcleos y doce hilos. En rendimiento bruto monohilo están prácticamente al mismo nivel que los Ryzen 3000, pero estos últimos tienen un potencial multihilo superior. Por ejemplo, el Ryzen 5 3600 equivale a un Core i7 8700, aunque este último tiene un poco más de rendimiento monohilo. El Ryzen 7 3700X está por encima con sus 8 núcleos y 16 hilos, y lo mismo ocurre con los Ryzen 9 3900X y 3950X, que tienen 12 núcleos y 24 hilos y 16 núcleos y 36 hilos.
  • Intel Core 9000: sin cambios a nivel de IPC. Intel volvió a tirar de una subida de frecuencias y de un aumento de núcleos para ofrecer un mayor rendimiento. Los Core i3 y Core i5 no tuvieron cambios, pero los Core i7 pasaron de seis núcleos y doce hilos a ocho núcleos y ocho hilos. Los Core i9 suman 8 núcleos y 16 hilos. Su rendimiento monohilo está un poco por encima de los Ryzen 3000 por sus mayores frecuencias de reloj, pero estos últimos tienen configuraciones multihilo superiores, ya que alcanzan los 16 núcleos y 32 hilos. Vamos con ejemplos de equivalencias directas, un Core i9 9900K está un poco por encima de un Ryzen 7 3800X, mientras que un Ryzen 5 3600X está por encima de un Core i5 9600 gracias a sus seis núcleos y doce hilos (el segundo solo tiene seis núcleos y seis hilos).
  • Intel Core 10000: no trajo cambios a nivel de IPC. Intel subió frecuencias y conteo de núcleos e hilos. Los Core i3 pasaron a tener cuatro núcleos y ocho hilos (compiten con los Ryzen 3 3000), los Core i5 subieron a 6 núcleos y 12 hilos (hacen frente a los Ryzen 5 3000), los Core i7 suman 8 núcleos y 16 hilos (compiten con los Ryzen 7 3000) y los Core i9 tienen 10 núcleos y 20 hilos (se acercan a los Ryzen 9 3900X).
  • Intel Core 11000: Intel ha aumentado el IPC, pero no ha logrado superar a los Ryzen 5000 de AMD, que ofrecen un rendimiento ligeramente superior en mono hilo y muy superior en multihilo, ya que Intel toca techo en los 8 núcleos y 16 hilos, y AMD alcanza los 16 núcleos y 32 hilos. Vamos con ejemplos concretos: el Core i5 11600K equivale más o menos al Ryzen 5 5600X, mientras que el Core i9 11900K está al nivel del Ryzen 7 5800X.
  • AMD Ryzen 9: esta gama no tiene rival directo por parte de Intel, ya que hablamos de configuraciones de hasta 16 núcleos y 32 hilos. Con la llegada de la serie Comet Lake-S Intel lanzó el Core i9 10900K, un chip con 10 núcleos y 20 hilos que sigue sin estar al nivel del Ryzen 9 3900X, que suma 12 núcleos y 24 hilos. Rocket Lake-S tampoco  aumentó el máximo de núcleos e hilos, sino que lo redujo a 8 y 16, respectivamente.
  • Intel Core serie HEDT y Threadripper: los procesadores Threadripper de primera generación tienen un IPC comparable al de los Core Extreme basados en Broadwell-E, pero quedan un poco por detrás de los actuales Skylake-X. Por su parte los Threadripper de segunda generación han recortado distancias en términos de IPC, pero gracias a su mayor número de núcleos e hilos (18 y 36 el modelo más potente de Intel y 32 y 64 el más potente de AMD) son superiores en términos generales. Los Threadripper serie 3000 han elevado de nuevo el IPC y gracias al incremento del máximo de núcleos e hilos (64 y 128 respectivamente) se han convertido en los más potentes de su categoría, tanto que no tienen rival directo por parte de Intel, al menos de momento. No se ha producido una renovación de procesadores Intel y AMD en esta categoría.