Estudio encuentra que mezclar cuatro fluidos del cuerpo humano con componentes del suelo de Marte producen hormigón ultraduro – FayerWayer


Viajar hacia Marte es el objetivo de gran parte de los científicos que quieren explorar el sistema solar y el universo. Ir hacia el planeta rojo es el paso a seguir en cuanto a misiones tripuladas de las agencias espaciales como la NASA, ESA, JAXA y las empresas privadas como SpaceX.

Cada proyecto de investigación orbital, espacial o astronómico, tiene como finalidad su aplicabilidad hacia un futuro viaje tripulado a Marte. En este sentido, los recientes resultados de un estudio cambiaría por completo, la visión que se tiene en cuanto a las misiones hacia el planeta rojo.

La investigación, realizada por la Universidad de Manchester, encuentra que tres fluidos que se producen en el cuerpo humano, son capaces de producir hormigón ultraduro, al mezclarse con componentes del suelo de Marte.

En concreto, el sudor, algunas proteínas del plasma sanguíneo, las lágrimas o la urea de la orina, tienen una importante influencia sobre el regolito, componente principal en el suelo de nuestro vecino planetario, para generar hormigón, según lo reseña Slash Gear.

Materiales en Marte

La investigación de la Universidad de Manchester indica que este proyecto busca generar una alternativa para la construcción en una futura misión con astronautas. Llevar materiales hacia Marte no es una posibilidad inmediata y este tipo de estudios ofrecen una posibilidad diferente.

El material que se obtiene por la mezcla de cualquiera de estos fluidos del cuerpo humano y el regolito, es más sólido que el concreto común. Las proteínas presentes en estos líquidos actúa como aglutinante del polvo marciano.

Los científicos detrás de esta investigación llamaron a este material “AstroCrete”. Y su resistencia, cuando se mezcló con la sangre, fue de 25 MPa (megapascales), unidad con la que se mide la solidez, compresión y aguante del cemento, en las estructuras. Estos 25 MPa de entrada superar a los 20 comunes en los que se ubica el hormigón común, utilizado en la construcción terrícola.

Pero además, cuando este mismo componente marciano, se incorporó con la urea, sudor o lágrimas, la resistencia aumentó en hasta un 300%.

“Los científicos han estado tratando de desarrollar tecnologías viables para producir materiales similares al concreto en la superficie de Marte, pero nunca nos detuvimos a pensar que la respuesta podría estar dentro de nosotros todo el tiempo”, dijo Dr. Aled Roberts, de la Universidad de Manchester, según Eureka Alert.

¿Habrá que ir mucho al baño?

Sí, todos pensamos lo mismo. Habría que ir un montón de veces al baño, sudar a través de muchas flexiones o llorar hasta el cansancio para armar una pared. Los científicos también lo pensaron y hasta se animaron a realizar un cálculo.

Y según sus mediciones, en una misión de al menos dos años en Marte, con seis astronautas, se podrían producir unos 500 kg de “AstroCrete”.