FlickType demandará a Apple por borrar su teclado para Apple Watch y después sacar uno parecido


Imagen para el artículo titulado FlickType demandará a Apple por borrar su teclado para Apple Watch y después sacar uno parecido

Imagen: Apple

Apple anunció el martes el Apple Watch Series 7, que tiene una pantalla más grande que los anteriores. Para aprovechar el nuevo tamaño de pantalla, el reloj viene por primera vez con un teclado de distribución QWERTY en el que puedes escribir pulsando las letras o deslizando el dedo, como en el teléfono.

Este nuevo teclado está directamente integrado en watchOS, por lo que será más práctico que cualquier opción de terceros, pero ya existía una aplicación llamada FlickType que hacía básicamente lo mismo, con un diseño similar:

Hasta aquí, ninguna novedad. Es habitual que Apple integre en sus sistemas aplicaciones que ya existían en la App Store. Esta práctica se conoce en el mundillo como “hacer un Sherlock”, en referencia a un buscador de archivos llamado Sherlock que Apple introdujo con Mac OS 8. Por entonces, una empresa llamada Karelia Software se había inspirado en Sherlock para crear el buscador de contenido web Watson. Apple presentó la misma funcionalidad de búsqueda web en la siguiente versión de Sherlock, y Watson acabó muriendo. De ahí que esta costumbre de Apple se conozca como “hacer un Sherlock”.

El caso es que, hace unas semanas, Apple advirtió al desarrollador de FlickType de que su aplicación no cumplía con los requisitos de diseño de la App Store. “Específicamente, la app es un teclado para Apple Watch”, escribieron los revisores de Apple. “Por esta razón, será eliminada de la App Store”.

FlickType ya había tenido problemas con la App Store. Hasta hace poco, la aplicación contaba con dos funcionalidades principales: en el Apple Watch era un teclado QWERTY; y en el iPhone, un teclado especial para personas con discapacidad visual. Esta última parte fue retirada en agosto después de que Apple insistiera en que FlickType incumplía sus normas porque requería permisos completos de red y otros permisos de iOS, algo que su desarrollador, Kosta Eleftheriou, siempre negó. Hasta el punto de demandar a Apple.

Ahora Eleftheriou piensa que todo eran excusas y que Apple en realidad estaba hostigándolo porque iba a sacar su propio teclado para Apple Watch, pero solo para el nuevo modelo. O eso sugiere un tuit que publicó con el mensaje: “Ahora sabemos [por qué]. Nos vemos en los tribunales, Apple”.