Google demanda a Epic Games por violar las reglas de la Play Store


Las consecuencias de eludir las reglas de las principales tiendas de aplicaciones móviles no terminan para Epic Games. Con la batalla legal entre el desarrollador de videojuegos y Apple todavía en marcha —debido a la apelación de Epic—, ahora es el turno de Google. La compañía detrás de Android ha presentado una demanda contra los creadores de Fortnite.

Google asegura en su acción judicial que Epic Games «violó intencionalmente» las reglas de la Play Store al agregar en Fortnite un sistema de pagos independiente. De esta forma, permitió la compra de contenidos dentro del juego con descuento y sin pagar la comisiones correspondientes de la tienda de aplicaciones.

Los de Mountain View señalan, además, que los que descargaron Fortnite de la Play Store antes de que fuera eliminado por violar las reglas, en agosto de 2020, aún pueden usar el sistema de pagos que elude las comisiones de Google y, por consecuencia, siguen evitando pagar «las tarifas acordadas por contrato».

Asimismo, Google asegura que, a diferencia de Apple, los desarrolladores de Android no están obligados a usar la Play Store para que sus apps lleguen a los usuarios. «Eligen usarla cuando se les da una opción entre las tiendas de aplicaciones de Android y los canales de distribución», indica en la demanda.

El complejo panorama de Epic Games y Google

Crédito: Unsplash

Es decir, los creadores de Android no impiden que los desarrolladores puedan distribuir aplicaciones por otros canales que no sean la Play Store. Pero, eso sí, si deciden utilizar su tienda, les exigen que respeten las políticas de la misma, algo que Epic Games no hizo cuando actualizó Fornite con «Mega Drop» en agosto 2020 con su propio método de pagos.