Haba un extrao objeto escondido en Marte y Jpiter y no nos habamos dado cuenta


El cielo oculta muchas cosas a simple vista. Cosas que, a veces, para encontrarlas necesitamos emplear incluso 9 telescopios. Eso es lo que le ha ocurrido al astrnomo Henry H. Hsieh, cientfico principal del Instituto de Ciencias Planetarias de los Estados Unidos, y a sus colegas: este mismo verano han encontrado un extrao objeto que se encontraba escondido en el cinturn de asteroides principal, entre Marte y Jpiter. Clasificado como «cometa-asteroide», los resultados de su estudio se han publicado en Astrophysical Journal Letters en colaboracin con la Universidad de Cornell.



QN137 2005, una joya escondida entre asteroides

El cinturn principal, entre las rbitas de Marte y Jpiter, es la localizacin de este extrao objeto. Se descubri el 7 de julio de 2021, gracias a los datos obtenidos por el telescopio Asteroid Terrestrial-Impact Last Alert System (ATLAS). Por el momento se ha bautizado con el nombre de QN137 2005, y ha sido ahora cuando hemos descubierto sus primeros detalles: cuenta con una nube de polvo y gas que recubre su ncleo, y una cola de ms de 720.000 kilmetros. Su ancho es de aproximadamente 1400 kilmetros, con una rbita situada fuera del cinturn de asteroides.

«Como tal, se considera un cometa del cinturn principal, y es uno de los casi 20 objetos que se han confirmado actualmente o se sospecha que son cometas del cinturn principal, incluidos algunos que solo se han observado que han estado activos una vez», apunta Hsieh. «QN173 2005 puede considerarse tanto un asteroide como un cometa, o ms especficamente, un asteroide del cinturn principal que recientemente se ha reconocido que tambin es un cometa».

«QN173 2005 puede considerarse tanto un asteroide como un cometa»

Mientras que los asteroides suelen ser rocosos e inertes, los cometas son tpicamente helados y activos, con rbitas alargadas y situados a distancias lejanas del Sol. «Esta dualidad y difuminacin del lmite entre lo que antes se pensaba que eran dos tipos de objetos completamente separados, asteroides y cometas, es una parte clave de lo que hace que estos objetos sean tan interesantes«, valora Hsieh.

Si bien ATLAS fue el telescopio encargado de descubrirlo, se necesitaron 5 telescopios ms localizados en tres continentes distintos para seguir recabando informacin sobre QN137 2005. Gracias al trabajo de 4 telescopios ms, se pudo determinar el tamao y la composicin del ncleo. Por el momento, Hsieh y sus colegas quieren seguir investigando los secretos que oculta esta joya recin descubierta.

  • Fuente.