La experiencia arcade de Cruis’n Blast llega hoy a Nintendo Switch


La legendaria franquicia de carreras arcade que se hizo popular en los arcades y Nintendos 64 de los noventas acaba de regresar, pues su diseñador Eugene Jarvis y su compañía Raw Thrills acaban de lanzar Cruis’n Blast para Nintendo Switch, una versión expandida a la que llego a las salas de arcades hace un par de años.

Raw Thrills fue fundada por Jarvis tras el cierre de Midway, y desde el 2001 se ha dedicado a crear videojuegos para arcades, como los de The Fast and The Furious, Super Bikes, Halo: Fireteam Raven, Minecraft Dungeons Arcade y Jurassic Park Arcade. Sin embargo, el equipo quería regresar a Cruis’n Blast desde que lanzaron la versión arcade y la gente les pidió más.

Relacionado: Los monstruos de los cuentos de terror se enfrentan en Omen of Sorrow para Xbox One y PC.

Cruis’n Blast llegó a las salas de arcade en el 2017 con 5 pistas diferentes, pero la versión de Nintendo Switch cuenta con las pistas originales y un nuevo modo de Tour mundial, el cual presenta seis tours de cuatro carreras cada uno para ofrecer 24 circuitos adicionales, lo que nos deja en un total de 29 pistas disponibles en la versión de Nintendo Switch.

El juego también cuenta con la selección de autos más extensa de la franquicia, con algunos autos de licencia reales como el Corvette Stingray, el Nissan 370Z, o una Humvee, así como autos exóticos que no sabemos qué hacen aquí, como carros de bomberos, aerodeslizadores, tanques y dinosaurios. En total Cruis’n Blast ofrece 23 vehículos con opciones personalizables.

Leer más: La aventura gótica de Lost in Random ya está disponible en consolas y PC.

Ya puedes adquirir Cruis’n Blast de forma física o digital a través de la Nintendo eShop de Nintendo Switch, y dado que Nintendo se quedó con una parte de los derechos de la franquicia tras el cierre de Midway, no esperes ver esta entrega en otras consolas. Como lo comentaba en mi reseña de Cruis’n Blast para Nintendo Switch, este juego es mucho más que una dosis de nostalgia y nos ofrece diversión pura.