La IA de Google que combate el spam reduce este contenido en más del 80% en los resultados del Buscador


   MADRID, 4 May. (Portaltic/EP) –

Google implementó el pasado año una herramienta de inteligencia artificial para combatir el contenido ‘spam’ en el Buscador, lo que les permitió reducir este tipo de contenido en más de un 80 por ciento respecto a 2018.

   El Buscador de Google es una herramienta que se usa a diario para buscar información en Internet, donde no todas las páginas web se han creado con buenas intenciones. Según los datos compartidos por la compañía, cada día descubren «40.000 millones de páginas de ‘spam'» de entre de los miles de millones de páginas que «descubren, rastrean e indexan».

   Se trata de un trabajo que hacen en distintas fases y en las que combinan tanto herramientas automatizadas y de inteligencia artificial con revisores humanos y trabajo manual, como explican en una publicación en el blog de desarrolladores, para evitar que el ‘spam’ llegue a los usuarios cuando realizan una búsqueda.

   El Buscador utiliza sistemas automáticos que pueden detectar ‘spam’ cuando rastrean páginas u otro contenido, o incluso a través de mapas de sitios y en Search Console. Si en esta fase detectan ‘spam’, no lo incluyen en el índice con el que proporcionan resultados de búsqueda.

   Posteriormente, emplean sistemas que analizan el contenido que se ha incluido en el índice, con el fin de verificar si el contenido puede ser ‘spam’. Si es así, ese contenido no se mostrará en los principales resultados de búsqueda.

   Estos sistemas automatizados, que cuentan con ayuda de la inteligencia artificial, hacen que » muy poco spam llega a los primeros resultados que cualquiera ve en una búsqueda». Según la compañía, esto se traduce en que «ayudan a mantener más del 99 por ciento de las visitas de la Búsqueda completamente libres de ‘spam’«.

De ese pequeño porcentaje de contenido spam que puede aparecer en los resultados se encarga el equipo de revisores humano, que «toma medidas manuales» para reducirlo.

   Google, además, introdujo el año pasado una herramienta específica de inteligencia artificial con la que combatir el ‘spam’, «increíblemente eficaz para detectar tendencias nuevas y conocidas». Con ella, lograron reducir los sitios raspado y generado automáticamente en más del 80 por ciento en comparación con dos años antes.

   Igualmente han mejorado «en más de un 50 por ciento» la capacidad de detección de los sitios web con ‘spam’ de ‘hackeo’, y eliminado la mayor parte de los resultados de las búsquedas. También la protección frente a estafas y fraudes ‘online’, como la conocida ‘estafa del soporte técnico’, que ha sido denunciada por «cientos de miles de usuarios» que pierden «cientos de dólares cada año».

   Esta protección aprovecha las herramientas automatizadas de Google para detectar el contenido fraudulento y las herramientas avanzadas de inteligencia artificial para comprender el contenido de los sitios. Con ellas, consiguen que «sea muy poco probable» que aparezca contenido de estafa y fraude en los resultados de búsqueda.