La nave Crew-1 Dragon de SpaceX con cuatro astronautas regresó desde la ISS – Actualidad Aeroespacial


La nave espacial Crew-1 Dragon, de SpaceX, transportando a los astronautas de la Nasa Michael Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker y al de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), Soichi Noguchi, regresó a la Tierra procedente de la Estación Espacial Internacional (ISS) en un amerizaje asistido por paracaídas frente a la costa de la ciudad de Panamá, Florida.

Las tripulaciones a bordo de los buques de recuperación SpaceX recuperaron con éxito la nave espacial y los astronautas. Después de regresar a la costa, los astronautas volaron de regreso a Houston.

El regreso se produce casi seis meses después de que los miembros de la tripulación llegaran al laboratorio de microgravedad y también marca la misión de mayor duración de una nave espacial estadounidense tripulada hasta la fecha.

“Bienvenidos a casa Víctor, Michael, Shannon y Soichi, y felicitaciones a los equipos de la Nasa y SpaceX que trabajaron tan duro para garantizar un aterrizaje seguro y exitoso”, dijo el senador Bill Nelson, quien fue confirmado por el Senado como administrador de la Nasa el pasado 29 de abril. “Hemos logrado otro increíble vuelo espacial para EEUU y nuestros socios comerciales e internacionales. El transporte seguro y fiable a la ISS es exactamente la visión que tuvo la Nasa cuando la agencia se embarcó en el programa de tripulación comercial”.

La misión Crew-1 de la Nasa y SpaceX se lanzó el 15 de noviembre de 2020 a bordo de un cohete Falcon 9 desde el Centro Espacial Kennedy de la agencia en Florida. Los astronautas nombraron la nave espacial Resilience, en honor a sus familias, colegas y conciudadanos, y destacaron la dedicación mostrada por los equipos involucrados en la misión y demostraron que no hay límites para lo que los humanos pueden lograr cuando trabajan juntos. Crew Dragon Resilience atracó en el puerto delantero del módulo Harmony de la ISS el 16 de noviembre, casi 27 horas después del despegue.

En general, Hopkins, Glover, Walker y Noguchi viajaron casi 115 millones de kilómetros durante sus 168 días en órbita, completando 2.688 órbitas alrededor de la Tierra. Con el aterrizaje, la tripulación también rompió el récord de duración de la misión de la nave espacial tripulada estadounidense de 84 días, una hora y 15 minutos, establecido por la última tripulación del Skylab en febrero de 1974.

Crew-1 también ha realizado el primer aterrizaje nocturno de una nave espacial tripulada estadounidense desde el regreso del Apolo 8 antes del amanecer en el Océano Pacífico el 27 de diciembre de 1968, con los astronautas de la Nasa Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders.

A lo largo de su misión, los astronautas de Crew-1 contribuyeron a investigaciones científicas y demostraciones de tecnología, además de salidas espaciales y eventos de participación pública, mientras estaban a bordo del laboratorio en órbita. Desde el estudio del desarrollo de cristales de proteínas para promover nuevos descubrimientos de fármacos, hasta la demostración de tecnologías de asistentes robóticos, su trabajo avanza en la exploración del universo al tiempo que devuelve beneficios a la Tierra.

También realizaron cultivos en las instalaciones de crecimiento de plantas de Advanced Plant Habitat y Veggie, y realizaron pruebas de un nuevo método para producir cristales semiconductores. Los astronautas contribuyeron con cientos de imágenes de la Tierra como parte de la investigación de Crew Earth Observation, una de las investigaciones de mayor duración a bordo de la estación espacial, que contribuye al seguimiento de los desastres naturales y los cambios en nuestro planeta.

A principios de 2021, los astronautas de Crew-1 tuvieron un protagonismo especial en cinco caminatas espaciales fuera del laboratorio en órbita. Glover completó sus primeros cuatro paseos espaciales, incluidos tres junto a Hopkins, cuyo número total de paseos espaciales es ahora de cinco. Noguchi se unió a Kate Rubins de la Nasa en la cuarta caminata espacial de cada una de sus carreras. Durante las caminatas espaciales, los astronautas conectaron cables en la plataforma científica Bartolomeo recientemente instalada, prepararon la estación para las próximas actualizaciones de paneles solares, dieron servicio al sistema de enfriamiento de la estación y completaron otras tareas de mantenimiento de la estación.

El pasado 5 de abril, los cuatro astronautas de la Crew 1 abordaron el Resilience para llevar a cabo una maniobra de reubicación del puerto, moviendo su nave espacial desde el puerto orientado hacia adelante al puerto orientado hacia el espacio en el módulo Harmony. El movimiento permitió que el puerto orientado hacia adelante recibiera a la nave espacial Crew-2 a su llegada a la estación el 24 de abril. A finales de este año, la misión de Servicios de Reabastecimiento Comercial número 22 de SpaceX está programada para atracar en el puerto cenital recientemente vacante, trayendo consigo el primer par de paneles solares nuevos.

Resilience regresará a Dragon Lair de SpaceX en Florida para su inspección y procesamiento. Allí, los equipos examinarán los datos y el rendimiento de la nave espacial durante todo el vuelo. La próxima misión tripulada de la Nasa y SpaceX, la Crew-3, tiene previsto su lanzamiento no antes del 23 de octubre. Está previsto que los astronautas de Crew-2 regresen a la Tierra el 31 de octubre, aproximadamente una semana después de dar la bienvenida a sus colegas de Crew-3 a la ISS.

El objetivo del Programa de Tripulación Comercial de la Nasa es el transporte seguro, fiable y rentable desde y hacia la ISS. Ya se ha demostrado que esto proporciona tiempo de investigación adicional y aumenta la oportunidad de descubrimiento a bordo del banco de pruebas de exploración de la humanidad, lo que incluye ayudarnos a prepararnos para la exploración humana de la Luna y Marte.