Llega actualización de PlayStation 5 y DualSense; corrige estas fallas

llega-actualizacion-de-playstation-5-y-dualsense-corrige-estas-fallas


PlayStation 5 está llegando a sus primeros siete meses de vida y en ese tiempo se ha constituido como una plataforma en la que es posible diseñar propuestas que específicamente saquen provecho de tecnologías como la SSD de la consola y los hápticos y adaptativos de su control DualSense.

Y como siempre ocurre con las consolas de videojuegos (y en realidad con todo dispositivo tecnológico que se conecta a la red), es necesario actualizar su software de sistema para disfrutar funciones optimizadas y características a las que no se tendría acceso de no contar con la versión más reciente del firmware.

En ese sentido, PlayStation 5 acaba de recibir la versión 21.01-03.20.00 de su software de sistema, que también incluye una actualización al firmware de DualSense.

De acuerdo con el sitio oficial de soporte de Sony, la versión 21.01-03.20.00 incluye, por lo que hace al firmware de la consola, lo siguiente:

  • Una mejora al rendimiento general del sistema.
  • Corrección del problema que restringía la funcionalidad de algunas pantallas cuando el lector de pantalla estaba activado.
  • Corrección del problema con el que los juegos que se habían ocultado en PlayStation 4 no se ocultaban en PlayStation 5.
  • Estabilización del proceso de copia de juegos del almacenamiento ampliado USB al almacenamiento de la consola en la biblioteca de juegos.

Asimismo, por lo que hace al firmware de DualSense, la nueva versión incluye:

  • Software actualizado para una mejora a la estabilidad del control.

Recuerda que la actualización de PlayStation 5 y de DualSense es por cuerdas separadas.

Lo primero es actualizar la consola y reiniciarla, y será ésta la que solicitará que se conecte el control vía cable USB para que reciba su correspondiente actualización.

Por otro lado, si tienes problemas al actualizar tu PS5 a través de conexión a la red, puedes allegarte de la solución oficial que Sony propone, consistente en descargar el archivo de actualización, almacenarlo en una memoria USB, y después instalarlo directamente en la consola.