los gigantes del videojuego deberán eliminar representaciones “afeminadas”


Se piensa que las imágenes afeminadas no se corresponden con hombres que deben “defender la nación”.

Las autoridades chinas llevan mucho tiempo intentando controlar el sector del videojuego, al menos, dentro de sus fronteras. La última orden dada por el país se ha trasladado más allá de los intereses económicos y las supuestas adicciones a los juegos por parte de la población: ahora atacan a la diversidad en las aventuras digitales. Los gigantes del videojuego, tales como Tencent o NetEase, han sido convocados por las autoridades del país para discutir sobre la representación masculina en el videojuego, que se percibe demasiado “afeminada” para los conservadores, los ancianos y los líderes del Partido Comunista.

En este sentido, los reguladores han ordenado una mayor resistencia a la transmisión de “estéticas anormales” y se abogue por una representación más masculina, tal y como informa Yahoo!. Ya que, según la perspectiva de agencias de noticias chinas, se considera que el sector del videojuego debe ser reformado: “contenido obsceno y violento, y los que generan tendencias malsanas, como el culto al dinero y el afeminamiento, deben eliminarse”.

China limita la diversidad: los gigantes del videojuego deberán eliminar representaciones “afeminadas”

Varios líderes políticos consideran que los videojuegos reblandecen el carácterEl objetivo de las autoridades chinas es evitar la posibilidad de que la población china se nutra de los valores del videojuego y se perciban más débiles, pues, según un profesor asociado de la Universidad de Hong Kong, “los hombres afeminados son físicamente débiles y emocionalmente frágiles”, además de que “los hombres ‘femeninos’ no pueden defender la nación”. Esto se suma a la idea de varios líderes políticos que consideran que “excederse en el uso de videojuegos también contribuye a un reblandecimiento en el carácter de los hombres jóvenes”.

Finalmente, también se destaca que se percibe la heterosexualidad como la única norma de género, lo que genera “ansiedad” para colectivos cuyas representaciones se alejan de esta sexualidad e identidad. China siempre ha intentado controlar el ámbito del videojuego en su país, algo que ha llevado a que los menores de edad tengan acceso a este entretenimiento tan solo durante 3 horas a la semana.

Más sobre: China, Diversidad y Videojuegos.