Por qué deberías desactivar la función de Google Maps que registra todos tus movimientos


Una de las grandes batallas que se libra en el mundo de la tecnología es en el campo de la privacidad de las aplicaciones. Cada empresa tecnológica actúa de forma diferente. Apple, por ejemplo, asegura ser el defensor más acérrimo de los usuarios; mientras que Google y Facebook defienden el uso gratuito, beneficiándose de la información que obtienen.

Eso sí, las tres tecnológicas están de acuerdo en que cada usuario puede cambiar la configuración de uso de datos en su dispositivo móvil, aunque a veces esto no es tan sencillo de encontrar.

La privacidad vuelve a estar en duda en la última innovación de Google: la pestaña «Cronología» que comenzó a aparecer en Google Maps.

Esta función permite una estimación de los lugares en los que el usuario puede haber estado y las rutas que puede haber tomado según su historial de ubicaciones. Todas estas localizaciones se pueden ver en la nube de Google, día a día y clasificados por categoría.

Además, Google te dice cuánto tiempo pasaste comprando, o en el transporte público o cenando en bares. Aunque desde la compañía siguen defendiendo que los datos de los usuarios nunca se comparten con terceros y usan tecnología de anonimización de clase mundial esta nueva función le da mucho poder sobre los usuarios a la compañía.

La rivalidad Google Maps vs. Apple Maps

Si no querés que Google te siga a cada sitio que vas, en principio, bastaría con inhabilitar o restringir el seguimiento de ubicación de Google. En cambio, si la idea es mantener la función, porque te parece interesante tener esta información, deberías hacer uso de la función de eliminación automática progresiva de tus datos almacenados en Google de vez en cuando.

Pero los datos de ubicación no son el único problema que Google Maps presenta en cuanto a privacidad. La aplicación recopila muchos otros datos que no se puede evitar que los recoja desactivando la ubicación.


Apple Maps, el servicio de geolocalización para los iPhone. Foto: AP.

En este sentido los usuarios de iPhone cuentan con una alternativa, Apple Maps. Esta aplicación está mejor configurada desde el punto de vista de la privacidad. Aunque todavía tiene mucho que mejorar, es mejor opción que Google Maps.

Aún así, si preferís utilizar Google Maps, existe un modo incógnito que se puede habilitar cuando se use la aplicación. Esto dificultará alguna de las funciones basadas en datos del usuario como las estadísticas de «viajes cotidianos», «historial de ubicaciones», o el «historial de búsqueda» y así evitarás la recolección de datos.

Los iPhone tienen una función oculta para evitar la recolección de datos. Foto: captura.

Los iPhone tienen una función oculta para evitar la recolección de datos. Foto: captura.

En cuestión de las diferencias entre estas apps, Apple cuenta con una configuración de ubicación importante llamada «Ubicaciones significativas» (Significant Locations, en inglés) escondida en los iPhones y de las que obtiene mucha información. ¿Sabías que esto existía? ¿Serías capaz de encontrarlo en tu iPhone a simple vista?

Esta característica está oculta dentro de la sección de privacidad y es sospechoso. Según Jake Moore de ESET, “no puedo pensar en una razón positiva o útil por la que Apple incluiría esta función en sus dispositivos”.

Desde el apartado Ajustes>Privacidad se puede acceder a las Ubicaciones significativas. Foto: captura.

Desde el apartado Ajustes>Privacidad se puede acceder a las Ubicaciones significativas. Foto: captura.

Las ubicaciones significativas de Apple es una función similar a la de “Cronología” de Google Maps. Mediante esta función Apple hace un seguimiento de los lugares que visitó el usuario recientemente, y también guarda la frecuencia a la que vas a esos lugares y la fecha.

De esta forma, tu iPhone sabe cómo viajas y cuánto tardas en llegar y así te avisa, entre otras cosas, cuándo tienes que salir de casa para ir a trabajar.

Google Maps habilitó el modo incógnito para no dejar rastros de las ubicaciones.

Google Maps habilitó el modo incógnito para no dejar rastros de las ubicaciones.

El nivel de precisión de esta nueva función de las aplicaciones de mapas parece bastante invasivo y nos recuerda que tanto para Apple como para Google, contar con nuestros datos supone un gran beneficio dentro de su modelo de negocio.

Cuanta más información tengan sobre sus usuarios más podrán perfilarse y más sabrán de nuestra vida privada y cotidiana, por lo que se recomienda mirar la configuración de privacidad y desactivar el seguimiento de ubicación siempre que sea posible .

La gran diferencia entre Apple y Google en el caso de información sobre ubicaciones es que en el caso del buscador de Internet esta información no se queda en teléfono, sale más allá y es imposible saber qué se hace con ella. Con Apple esto no pasa. Pero no deja de ser datos muy sensibles en cuanto a privacidad al alcance de cualquier persona que tenga acceso al dispositivo.

Como usuarios una de las cosas que habrá que preguntarse es si queremos guardar nuestra privacidad, hasta que punto este tipo de funciones son realmente útiles para nosotros en el día a día y si estamos permitiendo que las grandes compañías tecnológicas crucen una línea roja con nuestro permiso.

La respuesta de Google

Desde Google Argentina hicieron una serie de aclaraciones a Clarín sobre esta información. A continuación, los principales puntos del descargo:

  • Los controles de privacidad de Google Maps están a la vista: en la aplicación mobile, hacés click en tu usuario y en “Tus datos en Maps” podés encontrar todos los controles de Google, si está activado o no, el botón para desactivarlo y link para “Ver y borrar actividad”. Algunos de estos controles que se muestran a la vista son: el historial de ubicaciones, la actividad web y de aplicaciones y la personalización de anuncios. Además, incluye la opción de “Descargar tus datos de Maps”.
  • Además, cuando hacés click en tu perfil (arriba a la derecha), la primera opción que aparece es “Activar el modo incógnito”, que se activa con solo un click.
  • Sobre la cronología de Google Maps: cualquiera puede editar su cronología en cualquier momento. Y esta funcionalidad popular se desactiva fácilmente al desactivar y/o eliminar el historial de ubicaciones. También se pueden eliminar periodos concretos de la cronología en cualquier momento. La cronología es privada, por lo que solo el usuario puede verla, y acceder a ella desde un celular o una computadora a través de su cuenta de Google.
  • Google no recopila datos de la vida privada específica de una persona. Google utiliza una tecnología de anonimización que se llama privacidad diferencial: es una técnica matemática que ayuda a las organizaciones a aprender de la gran mayoría de sus datos mientras se asegura de que las personas no puedan ser reconocidas a partir de los resultados de su análisis.
  • La privacidad de los usuarios, y la confianza de ellos, está en el centro de todo lo que hace Google y es la clave de su negocio. Es por eso que Google viene desarrollando cada vez más controles y cambios que permiten a los usuarios tener transparencia y controlar cómo sus datos son usados dentro de sus plataformas, como en Google Maps.
  • Google nunca vende información personal. Ni utiliza la información sensible para personalizar anuncios. La eliminación de cookies de terceros, anunciado para 2023, es un claro ejemplo de cómo Google está escuchando las nuevas demandas de los usuarios y adaptando el ecosistema digital en pos de sus intereses.

SL