Por qué usuarios de Twitch han perdido millones de seguidores

Trecebits La Web Especializada en Internet y Redes Sociales


La plataforma Twitch ha descubierto 7,5 millones de cuentas «bot» que no corresponden a usuarios reales y que hinchaban las estadísticas de algunos streamers, y ha procedido de manera expeditiva borrándolas.

Una cuenta «bot» no pertenece a un usuario real y puede emplearse para aumentar las estadísticas de seguimiento.

Como medida de precaución y para no alarmar a los usuarios, Twitch está avisándoles de que puede experimentarse un notable descenso en el número de seguidores debido a la desaparición de esas 7,5 millones de cuentas «bot» que han sido detectadas. La actividad de las mismas se centraba en convertirse en seguidores y accionar de manera automática visionados de contenidos, incrementando las estadísticas de manera artificial y sin que hubiese personas reales detrás.

La importancia para una cuenta de Twitch de disponer de un número elevado de seguidores y/o visionados de vídeos radica en que en función de esos datos la red social aumenta las posibilidades de exposición, por tanto a mayor relevancia de una cuenta por número de seguidores y visionados se genera más visibilidad para que otros usuarios de la plataforma puedan descubrir dicha cuenta, seguirla y reproducir sus vídeos, entrando así en un círculo virtuoso de incremento de popularidad.

Este borrado masivo de cuentas «bot» ha supuesto que streamers muy populares pierdan millones de seguidores. Es el caso de xQc (el quinto usuario más popular de Twitch) que ha perdido 2,2 millones de seguidores, pasando así de sus anteriores 8,1 millones a los actuales 5,9 millones de seguidores. Otros, como Chance «Sodapoppin» Morris, ha perdido incluso más, un total de 2,8 millones, lo que supone haber perdido el 45 % de sus seguidores.

Adicionalmente la red social Twitch ha anunciado que emprenderá acciones legales contra quienes han practicado la venta de cuentas «bot» con el objetivo de incrementar seguidores de manera artificial, pero al mismo tiempo tranquilizan a sus usuarios afirmando que no pretenden castigar a los usuarios de la red social, a quienes consideran las víctimas de «ataques de bots», un problema que sucede también en otras redes sociales como es el caso de TikTok.