Un usuario se envía un AirTag por correo postal para comprobar si puede rastrear el trayecto

Encontrar un AirTag perdido con NFC


Desde la presentación oficial de las balizas de localización de Apple, AirTags, la compañía afirma que no están diseñadas para rastrear tanto a niños como personas o animales, aunque este sea el uso que muchos usuarios han pensado inicialmente. Muchos son los usuarios que se preguntan, ¿Hasta qué punto la capacidad de seguimiento de estos pequeños dispositivos es precisa?

Uno de los primeros usuarios en recibir los primeros AirTags, ha querido salir de dudas y se ha enviado por correo postal un AirTag. Haciendo uso de Automator, registró la ubicación de la baliza de localización de Apple cada dos minutos ¿Rastrea la ubicación el AirTag como dice Apple que lo hace? En el siguiente vídeo podéis ver la repuesta, pero ya os adelanto yo que si.

Durante el proceso, la baliza no fue capaz de ofrecer la información sobre la ubicación en un par de ocasiones, algo que probablemente se debiera a algún problema inicial de la nueva función Buscar, que no tuviera cobertura en ese momento…

El chico de Países Bajos  que ha creado este vídeo, afirma que esta es solo la primera prueba para comprobar el funcionamiento del AirTag. La próxima prueba será enviarla a otro país para rastrear su ubicación en todo momento.

Cómo funcionan los AirTags

Las balizas de localización de Apple utilizan los iPhone como una especie de red de malla, por lo que en teoría, son más precisas que los productos de su máximo rival en el mercado, Tile.

Las balizas de localización de Samsung que presentó en el mes de enero, funcionan de la misma forma que las de Apple, pero utilizando la red de móviles de Samsung.

Los AirTags con el que se cruzan, enviando la localización al dueño de la baliza sin que el dueño del iPhone utilizado para enviar la información lo sepa, una información que va cifrada desde la baliza hasta los servidores de Apple que a su vez devuelven la localización al propietario original.