Una empresa de genética busca «revivir» al mamut y ya recaudó US$15 millones para el proyecto


Un equipo de científicos de la compañía norteamericana Colossal anunció este lunes que planea la «desextinción» del mamut lanudo de la tundra ártica, desaparecido hace miles de años. Para este proyecto de recreación genética y cuyo objetivo final es combatir el cambio climático, la firma ha recaudado 15 millones de dólares.

«Colossal lanzará un modelo práctico de desextinción y será la primera compañía en aplicar técnicas avanzadas de modificación genética para reintegrar al mamut lanudo en la tundra ártica», informó la empresa en un comunicado. La desextinción es el concepto de crear un animal similar a una especie extinta a partir de la genética.

Paleontólogos argentinos hallaron restos de un pequeño mamífero de la era de los dinosaurios

Los fondos recaudados serán destinados a la creación de esas bestias que existieron hace millones de años y reimplantarlas en la tundra siberiana. Se hará mediante el sistema de edición genética CRISPR, que como resultado dará un «híbrido elefante-mamut» que pueda sobrevivir en el Ártico. Los experimentos serán desarrollados en sus propios laboratorios en Boston y Dallas, en Estados Unidos.

Creada por el emprendedor Ben Lamm y el genetista George Church, la compañía intentará insertar secuencias de ADN de mamuts lanudos, obtenidas de restos conservados en suelo siberiano, en el genoma de elefantes asiáticos, para crear una especie híbrida. El ADN de elefantes asiáticos y mamuts lanudos es similar en un 99,6%, aseguran en su portal web.

Científicos creen que un cometa de los confines del sistema solar extinguió a los dinosaurios

El nexo entre la desextinción del mamut y el cambio climático se daría porque estas bestias modificadas genéticamente podrían «dar nueva vida a las praderas árticas», que según la empresa capturan dióxido de carbono y eliminan el metano, dos gases de efecto invernadero.

Al respecto, Lamm dijo: «Nunca antes ha podido la humanidad aprovechar el poder de esta tecnología para reconstruir ecosistemas, sanar nuestra Tierra y preservar su futuro a través de la repoblación de animales extintos».

Sin asteroide, hubiéramos tenido dinosaurios para rato

En tanto su socio el doctor Church, un biólogo de la Facultad de Medicina de Harvard y que durante ocho años ha dirigido un equipo de investigadores dedicados al pluriempleo que desarrollan las herramientas para revivir mamuts, definió al New York Times: «Va a marcar la diferencia en el mundo».

Una ex investigadora del laboratorio del doctor Church, Eriona Hysolli, supervisará los esfuerzos para editar el ADN de los elefantes, agregando genes para rasgos de mamut como pelo denso y grasa espesa para resistir el frío, menciono el diario norteamericano. Esperan producir embriones de estos elefantes con apariencia de mamut en unos pocos años y, en última instancia, producir poblaciones enteras de animales.

Diferencias en el mundo científico

La desextinción no es unánime entre la comunidad científica y algunos investigadores dudan seriamente de su viabilidad o se preocupan por los riesgos de su aplicación.

«Hay muchos problemas que van a surgir de este proceso», anticipó la bióloga Beth Saphiro a The New York Times.

«Esto no es una des-extinción. Nunca más habrá mamuts en la tierra. Si funciona, será un elefante quimérico, un organismo totalmente nuevo, sintético y genéticamente modificado», advirtió en Twitter Tori Herridge, bióloga y paleontóloga del Museo de Historia Natural de Londres. 

También te puede interesar