Windows 11 se despide de algunas funciones de la barra de tareas


Windows 11 llega con importantes cambios en su interfaz gráfica y funcionalidades. Si bien la mayoría de las novedades han sido bien recibidas, algunas no están dejando contentos a los usuarios. En el caso de la barra de tareas, esta solo podrá usarse en la parte inferior de la pantalla y, por si esto fuese poco, ya no permitirá arrastrar y soltar aplicaciones en ella.

Desafortunadamente, algunos cambios en Windows 11 podrían significar un retroceso en relación a Windows 10. El sistema operativo lanzado en 2015 cuanta con una barra de tareas bastante dinámica. Permite anclar en ella cualquier tipo de archivo o aplicaciones, simplemente arrastrándolos. No obstante, esto ya no será posible en el próximo sistema operativo de Microsoft.

Un documento de soporte de la compañía de Redmond señala que «las aplicaciones ya no pueden personalizar la barra de tareas«. En otras palabras, ya no se puede simplemente arrastrar para anclar en Windows 11. Esto ha sido comprobado en una versión beta por el equipo de Windows Latest, que al intentarlo ha recibido el clásico icono de prohibido.

Crédito: Windows Latest

Pero no se trata del único cambio que posiblemente enoje a muchos. También se pierde la capacidad de ubicar la barra de tareas en cualquier borde de la pantalla. Ahora, «la alineación interior es la única admitida«. Es decir, adopta una única posición, sin la posibilidad de cambiarla.

La barra de tareas de Windows 11 también mostrará menos iconos en la bandeja del sistema. Igualmente le dice adiós a la vista predeterminada de la barra de búsqueda, a Cortana (que ya no estará incluida) y al botón Contactos.