Apareció Julius Ssekitoleko, el atleta que se había fugado de los Juegos Olímpicos: dónde lo encontraron


El deportista ugandés abandonó la burbuja de los Juegos Olímpicos y fue encontrado en el centro de Japón (Foto: Facebook/Ssekitoleko Julius)

La policía japonesa anunció que encontró a Julius Ssekitoleko, atleta africano que desapareció el pasado 16 de julio de su hotel en Osaka, donde se encontraba alojado y donde se preparaba para encarar los Juegos Olímpicos. El atleta alegó que había decidido fugarse con el fin de el motivo de buscar trabajo e iniciar una nueva vida.

El deportista de 20 años de edad dejó una nota cuando abandonó su habitación en el hotel de Izumisano en la que explicó sus intenciones de abandonar el sueño olímpico por la idea de no volver a su país, debido a las complicadas condiciones de vida en Uganda, y pidió que se le entregaran sus pertenencias a su esposa en su país de orígen. En ese mismo lugar dejó su pasaporte y tampoco se presentó a la prueba obligatoria de COVID-19, lo que provocó que desde ese momento fuera buscado por las autoridades japonesas.

De acuerdo con los funcionarios de la ciudad, un compañero de equipo mencionó que lo vio por última vez en su habitación alrededor de las 12:30.

Luego de abandonar el hotel fue captado por las cámaras de seguridad de una estación de tren bala y se pudo saber que el boleto que adquirió tenía como destino Nagoya, que se encuentra a unos 200 kilómetros de distancia. El deportista africano fue hallado por la policía en la ciudad de Yokkaichi en la prefectura de Mie, en el centro de Japón, y a unos 170 kilometros del punto de donde desapareció, de acuerdo con lo informado por EFE.

Julius dejó una carta al marcharse de su hotel en la que manifestó que quería permanecer en Japón y comenzar una nueva vida (Foto: Facebook/Ssekitoleko Julius)
Julius dejó una carta al marcharse de su hotel en la que manifestó que quería permanecer en Japón y comenzar una nueva vida (Foto: Facebook/Ssekitoleko Julius)

Durante la ausencia de Julius, un representante de la nación africana logró contactar con él por teléfono en la tarde del mismo día en el que escapó, pero no pudo obtener información que pudiera conducir hacia su paradero.

Durante una rueda de prensa, el director ejecutivo del Comité Organizador de Tokio 2020, Toshiro Muto afirmó que se trata de un caso “muy confuso” y agregó que estudiarán las posibles sanciones que se le pudieran imputar al atleta cuando los detalles de lo acontecido queden esclarecidos.

De acuerdo con la delegación ugandesa, estaba previsto que Sselitoleko regresara a su país junto con su entrenador en los próximos días sin participar en la justa, debido a que no cumplía con los requisitos necesarios para competir en la prueba de halterofilia.

La estricta normativa que se vio elaborada para poder llevar acabo los Juegos de Tokio prohíbe a los deportistas u otros participantes del evento a desplazarse a ningún otro lugar que no sea su hotel, el lugar donde llevan acabo su entrenamiento o las localizaciones que fueron previamente aprobadas por la organización.

En esta ocasión, Ssekitoleko participaría en la categoría de los 67 kg por razones administrativas (Foto: Facebook/Ssekitoleko Julius)
En esta ocasión, Ssekitoleko participaría en la categoría de los 67 kg por razones administrativas (Foto: Facebook/Ssekitoleko Julius)

Además, Ssekitoleko es uno de los nueve atletas que se tuvieron que mantener confinados después de que se registraron dos caso positivos de COVID-19 en su llegada a Japón, aunque la delegación africana ha declarado que todos sus test han sido negativos desde entonces.

Ssekitoleko compite en la categoría de 61 kg y ha participado en los campeonatos mundiales, incluidos los Juegos de la Commonwealth de 2018, donde finalizó en el décimo lugar. Mide 1.78 metros de alto y su peso corporal es de aproximadamente 70 kg.

Además, Julius no es el primer atleta ugandés que desaparece de esta manera, pues hace siete años, dos atletas de la misma nación desaparecieron en Escocia y posteriormente fueron localizados para mantenerlos como refugiados en el país europeo.

SEGUIR LEYENDO: