Aston Martin justifica el cambio a ‘slicks’ de Vettel


De los 20 pilotos que cruzaron la línea de meta del Gran Premio de Turquía, solo uno se aventuró a probar los neumáticos de seco. Extraño viendo las condiciones del circuito donde se atisbaba un carril seco y donde apenas se levantaba espray de agua siempre y cuando los pilotos no se salieran de la trazada.

Maniobra arriesgada

Se trató de Sebastian Vettel, que respondió afirmativamente a una propuesta del equipo y donde se encargó de seleccionar los neumáticos que quería, eligiendo unos medios con los que esperaba llegar a final de carrera, algo improbable con los blandos, que sufrieron de un acusado desgaste con el asfalto turco.

El hecho de que Vettel, apenas pasado el ecuador de la carrera fuese el único piloto que tan siquiera intentase hacer lo que hizo puede hacer parecer que su maniobra era una auténtica locura. ¿Pero lo era? Aston Martin confió en la veteranía de su piloto, que veía posible sacar rédito de esta maniobra arriesgada.

“Quiso apostar por sí mismo y no le dijimos que no. A menudo decimos que en esas condiciones la elección es del piloto y lo respetamos. Es diferente cuando es el agua lo que se acerca, pero en condiciones en las que se va secando, es el piloto el que lo siente.”, explicó Otmar Szafnauer en palabras recogidas por Autosport.

“Solo que esta pista no tiene un secado normal, por lo que resultaba difícil de predecir. El piloto supo de inmediato que no había agarre, así que regresó a boxes en la siguiente vuelta, pero perdió mucho tiempo.”, contó el responsable de Aston Martin.

“Tienes que confiar en el piloto y debes confiar en que es un buen piloto en condiciones difíciles, que era exactamente lo que había. Si el piloto dice que puede hacer, ¿Quiénes somos nosotros para discutirlo? Si hubiese funcionado y hubiera terminado cuarto o en el podio hubiéramos estado muy contentos. Sin riesgo no hay recompensa.”, justificó la maniobra.

Prueba fallida

“El problema no fue solo la parada en boxes, que eran 20 segundos. El problema fueron los 30 segundos extra que perdió en esa vuelta, que fue lo que lo mató. Con el intermedio, hizo muy buenos tiempos una vez superó el ‘graining’.”, concluyó Szafnauer.

Vettel cruzó meta en decimoctava posición, solo por delante de los dos Haas, con un buen ritmo de carrera, pero alejado de los rivales, esperando un coche de seguridad o similar que le juntase al grupo para seguir luchando, algo que nunca llegó.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io