De peleas en redes sociales a la arena judicial: Chino Ríos se querella por injurias contra Jordi Castell

Duna


El extenista profesional Marcelo “Chino” Ríos interpuso una querella en el 4° Juzgado de Garantía de Santiago en contra del fotógrafo Jordi Castell. La acción fue declarada admisible y en ella el deportista apunta al comunicador como autor del delito de injurias graves, tras emitir declaraciones sobre la vida privada del exnúmero uno del tenis. Los hechos que justifican la acción datan de febrero pasado y, otras, son más recientes.

El documento recoge los dichos emitidos por el comunicador, el 2 de febrero pasado, en el programa web “Carpool VAC” que es transmitido a través del canal de YouTube “Vamo a Calmarno”. En medio de una dinámica, donde debía hablar sobre algún rostro nacional, es ahí cuando le aparece el nombre del deportista.

En la querella se relata que en esa oportunidad Castell sostuvo acusaciones falsas. “Si yo te cuento lo que hace en South Beach cada vez que va a visitar a un travesti que es dealer de crystal meth, en South Beach, en Washington Avenue… (…) y si les cuento que tengo cómo comprobar eso (….) y si les cuento la razón por la que su hija, su hija mayor, la que tuvo con Giuliana Sotela, la Constanza, estuvo enojada con él un año y medio porque se metió a su teléfono, por equivocación, se metió al teléfono de su papá, y encontró cosas que tenían mucho que ver con ehhhh mujeres que no eran mujeres”, habría dicho el fotógrafo en un live que ahora es parte central del líbelo acusatorio presentado por la justicia por Ríos.

El 17 de septiembre extenista comentó en su cuenta de Instagram el fallecimiento de la mascota de Castell donde expresó “Pastel, no sufras tanto por el perro. Solo piensa que debe estar feliz y pensando al fin me liberé de este saco de h… y muerto de hambre que tenía que aguantar”, dijo en la publicación. Ante la declaración, el comunicador se refirió en un programa transmitido por Instagram que “le voy a responder en algún momento (…) tengo antecedentes de todos sus expedientes, de todas las cosas que hace, a quién visita, a quién no, por qué visita a esa, por qué va a la otra”, se lee en la querella.

En el mismo espacio sumó lo siguiente “este señor lo que está pidiendo a gritos es que toda esa información, que yo tengo, que lamentablemente hay expedientes, hay informes, hay cosas que la prensa no, yo no sé si, no ha tenido acceso, o no ha querido escarbar, pero son cosas bastante escandalosas, ehh, ilegales, ehh que además se compran silencios con delitos graves, ehh donde están involucradas eh la vida de ciertas persona”.

La querella indica que las acciones de Jordi Castell tienen como objetivo imputar la existencia de vicios y/o faltas a la moralidad capaces de perjudicar considerablemente la fama, prestigio e intereses de Ríos. Ante los hechos denunciados la defensa del extenista pide que se condene al comunicador a una pena de tres años de cárcel y el pago de 15 UTM ($ 792.630).