Deportivo Pereira: victoria 2-3 contra Quindío crónica del partido resumen Liga Betplay 2021 | Futbol Colombiano | Liga Betplay


Cierre fenomenal de la jornada 13 del fútbol colombiano. En el Centenario de Armenia, Deportes Quindío recibió al Deportivo Pereira. Clásico con un tinte especial por el descenso.

No se trataba de un duelo cualquiera ya la hinchada del cuadro cuyabro lo entendió desde la previa. El inicio del partido se retrasó unos minutos por la fiesta en las tribunas y el humo de los extintores que no dejaba ver nada sobre el terreno. Postal hermosa.

Los equipos respondieron en la cancha. Apenas al primer minuto, los matecañas abrieron la cuenta. Henry Rojas hizo efectivo un saque de esquina y Carlos Ramírez, al borde del área chica, anotó con un certero cabezazo. Estadio silenciado.

Instantes después, el Quindío tuvo dos ocasiones claras de gol, pero la falta de puntería le amargó la noche. Así mismo, su experimentado arquero Luis Estacio tuvo que ser sustituido por una molestia muscular tras un rechace.

Al 10′ terminó llegando la alegría local. Roy Castillo se hizo cargo de un tiro libre de costado, pateó con potencia a media altura, el balón se desvío en Cristian Florez y terminó ingresando al pórtico. Júbilo en las gradas.

Cuatro minutos después, el goleador Yilmar Filigrana erró debajo del arco lo que pudo ser el tanto de la ventaja para los dueños de casa. Blooper insólito.

Después de ese inicio fogoso, la lluvia y el estado del terreno le fueron bajando la intensidad al clásico. Los choques no faltaron, pero en líneas generales fue un partido correcto.

Y cuando parecía que la primera parte culminaría con igualdad en el marcador, el capitán matecaña silenció nuevamente al Centenario. Jhonny Vásquez sacó un zapatazo de media distancia que se desvió en su trayectoria y terminó desubicando al arquero rival.

En el segundo tiempo, las emociones no cesaron. Incluso el VAR hizo su aparición, empezó a incidir en el desarrollo del encuentro. Al 50′, Harlen Castillo se exigió para evitar un tiro de esquina y le terminó regalando la posesión a un rival.

El venezolano Carlos Sosa aprovechó el error del guardameta y clavó un bombazo en el ángulo para el empate a dos. Desde el VAR revisaron la jugada esperando por una posible salida del balón cuando Castillo rechazó, pero todo fue convalidado.

Al minuto 70 llegó la gran polémica del duelo. Darío Rodríguez recibió un gran pase filtrado por izquierda, entró al área y enganchó a Ramírez, pero este terminó derribándolo con su imprudente barrida. Wilmar Roldán, con ciertas dudas, decretó pena máxima.

Nuevamente apareció el VAR. Le solicitaron al juez que analizara la jugada porque, según su interpretación, el atacante del Quindío buscó el contacto. A fin de cuentas se decidió anular la pena máxima y dar bote a tierra para la visita. 

En los últimos minutos, el nerviosismo fue total. Quien recibiera un gol, quedaba automáticamente comprometido en el descenso. Era ir por la gloria o caer al infierno.

Y otra vez, tal y como ocurrió en la primera parte, cuando parecía que la igualdad no se movería, Pereira entera gritó a rabiar. El zaguero Jesús Antonio Figueroa erró en un pase atrás y le dejó la bandeja servida a Brayan León que con remate raso decretó el agónico 2-3.

Así las cosas, fue victoria para el cuadro matecaña que llegó a 109 unidades en la tabla del descenso, mientras que Quindío quedó relegado con zona roja con 105. Todo eso con siete jornadas por disputar.