¡Destino sorpresa para Coutinho! Este club quiere sacarle del Barça








Una de las grandes tareas que debe de resolver Joan Laporta tiene nombre y apellido: Philippe Coutinho. El internacional brasileño tiene uno de los salarios más elevados en la plantilla del Barça, y solamente está por detrás de Antoine Griezmann y Leo Messi en la escala. Algo difícil de asimilar, teniendo en cuenta que ni siquiera es titular, pues Pedri González le ha quitado el puesto. Ronald Koeman insistió en quedárselo, y tenía como objetivo recuperarle para la causa.

Pero ha resultado ser un error y un fraude, como dicen las estadísticas y los números. Pese a que comenzó con buen pie la temporada, jugando y teniendo protagonismo, una lesión le cortó las alas. Hace ya varios meses de eso, y ya nada se ha vuelto a saber acerca del ex de Liverpool, Inter de Milán o Vasco Da Gama. Si antes ya era complicado encontrarle un destino, ahora, que apenas ha podido jugar ni lucirse, lo es más todavía. Aunque se ha abierto una puerta.

Y es que, al parecer, todavía hay clubes que confían en recuperar una buena versión del mejor amigo de Neymar Junior. El que más ha sido el Arsenal de Mikel Arteta, que perderá a Martin Ödegaard, y busca conseguir la cesión del ‘canarinho’. El problema es que desde el Camp Nou no se plantean prestar nuevamente al fichaje más caro de su historia, viendo como le salió la jugada con el Bayern de Múnich. Si no es traspasado, no le dejará salir, en principio.

Coutinho no veía con malos ojos la opción de regresar a la Premier League, donde ofreció su mejor rendimiento y fue más feliz, aunque ahora ha recibido otra propuesta que parece ser de su agrado. Porque el Olympique de Marsella, que tiene un proyecto interesante siendo entrenado por Jorge Sampaoli, se lo quiere llevar. A favor de los ‘gunners’, juegan con la ventaja de disputar competiciones europeas, pues se han clasificado, al menos, para la Europa League.

Y le daría la oportunidad de conocer la Ligue 1, la única de las cinco grandes ligas en las que no ha jugado por ahora.

No es ninguna quimera.