El Barça quiere renovar a Dembélé hasta el 2025


Act. a las 08:20

CEST


La nueva área deportiva del Barça comienza a tomar decisiones sobre las cuestiones más prioritarias de la primera plantilla. El club ya ha avanzado en las renovaciones de Ilaix Moriba y Mingueza, pero el objetivo ahora es intentar atar a Dembélé antes de que finalice la temporada. El internacional francés acaba contrato en el 2022 y el club aspira a prolongar su vinculación por tres temporadas más -hasta el 2025- para evitar que se marche con la carta de libertad.

Dembélé deberá decidir en estas próximas semanas porque, de lo contrario, el Barça le colocará en el mercado y ya hay clubs muy interesados en hacerse con sus servicios. Trabajarán a contrarreloj para consensuar la mejor decisión.

La situación de Dembélé ha cambiado mucho. El extremo se ha ganado la titularidad con Ronald Koeman y ahora se siente un futbolista importante en el proyecto blaugrana. Dembélé está muy a gusto en Barcelona y quiere seguir, aunque su entorno tiene muchas más dudas porque entienden que la oferta económica estará por debajo de sus pretensiones. Si el pasado verano el club apostaba por su salida tras años tumultuosos de lesiones, ahora tiene totalmente el OK técnico para seguir y se intentará llegar a un acuerdo que evite su fuga por la puerta de atrás.

LA PROPUESTA DE RENOVACIÓN PARA DEMBÉLÉ

De lo que no tienen duda en el club es que Dembélé y su entorno tienen la sartén por el mango. El club blaugrana intentará seducirle con una propuesta económica progresiva porque el límite salarial estará muy apretado durante la próxima temporada. Un contrato que deje clara la apuesta que se hace por él. Ya en el verano pasado, el Barça abrió las puertas a una cesión al Manchester United siempre que hubiese aceptado prorrogar su contrato por un año más, pero no fue posible. Hasta el momento, el entorno ha abierto muy poco las puertas, pero el Barça presionará al máximo para que se tome una decisión antes de iniciarse la Eurocopa.  

Dembélé tiene mucho mercado al tratarse de un extremo diferente. Hay muy pocos futbolistas de sus características en el mercado y clubs como el Manchester United, Chelsea o Juventus están muy atentos desde hace meses a su situación. De hecho, en el Barça siempre han sospechado que la Juventus está detrás de la decisión del futbolista de ir posponiendo la negociación de su futuro.

De hecho, si Dembélé se negase a renovar o rechazase cualquier propuesta, el Barça debería venderle pero por unas cifras nada apetecibles ante su situación contractual. El futbolista también podría decidir jugársela a finalizar contrato, aunque su situación en el club y en el equipo se volvería muy complicada. Gran parte de la planificación deportiva de la próxima temporada está pendiente, ahora mismo, de lo que vaya a suceder en las negociaciones sobre su renovación y ampliación de contrato.

En el Barça están muy contentos con el cambio que ha experimentado el francés durante la última temporada a nivel profesional. Dembélé está trabajando mucho más y está comenzando a explotar todo su potencial. El futbolista también se siente feliz, pero quiere firmar el gran contrato de su vida en una época complicada.