El F50 Victoria, tercero en Francia en el circuito de SailGP


Act. a las 18:19

CEST


Sport.es

La embarcación del equipo español de SailGP, el F50 Victoria, ha disputado en el France Sail Grand Prix su segunda final de la temporada y ha finalizado tercero. La primera vez fue en Taranto (Italia), donde curiosamente coincidió con los mismos rivales, Japón y Estados Unidos, y acabó segundo. En Saint-Tropez, el barco formado por Phil Robertson, Florian Trittel, Diego Botin, Joan Cardona y Mateu Barber ha sido capaz de finalizar segundo en la fase previa y entrar en la gran final, acabando finalmente en tercera posición.

Nuestro objetivo era estar en la final peleando por ganar un evento y hemos estado muy cerca”, decía Xabi Fernández, entrenador del equipo español. Y añadía “es nuestro segundo podio de la temporada y son puntos muy importantes para la general. Es un buen resultado y hay que estar contentos por ello”.

Por primera vez en la historia, las embarcaciones han competido con la vela (ala) de 29 metros, diseñada específicamente para condiciones de muy poco viento. Diego Botin, flight controller del equipo español, explicaba que “hemos salido pronto para ver cómo el barco respondía con esta nueva vela”.

En la final de cada Gran Premio, los tres barcos parten desde cero. Es decir, las puntuaciones de las carreras anteriores no contabilizan, por lo que el primero en cruzar la línea de llegada es el que se adjudica la prueba. El Spain SailGP Team empezó con un hándicap incluso antes de la salida; sufrió una doble penalización, una por salirse del campo de regatas y una segunda en un encuentro con Japón. Esto, junto con la poca intensidad de viento, condicionó la actuación de la embarcación española. Si bien la caída del viento a 9 km/h hizo que el F50 Victoria superara a Estados Unidos y se acercara a Japón en algunos tramos, la realidad es que no pudo remontar a sus rivales y acabó tercero, por detrás de Japón y Estados Unidos.

Incidente con Gran Bretaña en la salida

En los últimos segundos previos a la salida de la segunda prueba se produjo un incidente entre el barco británico y el español, cuando Ben Ainslie, piloto de los ingleses, hizo una maniobra muy agresiva entrando en cuña para buscar la mejor colocación en la salida, tocándose con el barco español. Esto provocó daños al F50 Victoria que hicieron que el barco español llegara tarde a la siguiente salida (la final) pues tuvo que evaluar los daños de la avería.

Florian Trittel, wing trimer del F50 Victoria mostró su descontento con esta situación: “El equipo inglés se pasó de los límites, y aunque les penalizaron, a nosotros nos perjudicó”. El catalán se mostraba crítico con la actuación de los árbitros: “Yo propuse que les aplicaran una bandera negra. Nosotros fuimos los primeros de toda la flota de SailGP en recibir una, y en esta ocasión también los británicos podrían haber sido penalizados con una black flag”. Sobre la doble penalización al barco español en la final, Trittel se mostraba también disconforme: “Esta segunda penalización nos ha costado perder el liderato con respecto a los americanos y posicionarnos lejos del japonés. Hemos hecho una buena regata, pero nos ha costado mucho”.

Dos pruebas dispares

En la primera prueba del día –cuarta del global- quedó clara la dificultad de las tripulaciones para navegar con la vela de 29 metros, ya que seis (España, Nueva Zelanda, Australia, Gran Bretaña, Japón y Estados Unidos) de los ocho equipos no fueron capaces de controlar el tiempo en la salida y frenar los barcos a tiempo. Tan solo Francia y Dinamarca salieron dentro del tiempo. Esto dio pie a que los daneses liderasen buena parte de la prueba, pero a mitad de recorrido rompían la escota del foque y pasaban de primera a última posición. El Spain SailGP Team estuvo siempre lejos de la cabeza, luchando entre el sexto y séptimo puestos, aunque en el tramo final estuvo apunto de ser quinto, pero en la misma línea de llegada le superaba Australia. Ganaba Japón, seguido de Nueva Zelanda y Gran Bretaña.

El resultado de la prueba anterior dejaba provisionalmente al barco español fuera de la final, pero si algo caracteriza el F50 Victoria es que nunca se rinde. Desde el inicio de la segunda prueba del día ya se vio al equipo español con ganas de recuperar las buenas sensaciones de la jornada anterior. Y así fue. El Spain SailGP Team se colocó pronto en posiciones delanteras y consiguió dejar lejos a Gran Bretaña y Nueva Zelanda, sus grandes rivales, para entrar en la gran final. En las dos últimas boyas, el F50 Victoria pasó segundo por detrás de Dinamarca, entrando así en meta, y consiguió sacar el punto necesario para estar en la final, a la que pasarían Estados Unidos como primero, España segundo y Japón, tercero.

A un mes del gran evento en Cádiz

El France Sail Grand Prix, celebrado los días 11 y 12 de septiembre, ha sido el quinto evento del circuito de SailGP de la temporada 2021-2022, tras los de Hamilton (Bermudas), Taranto (Italia), Plymouth (Gran Bretaña) y Aarhus (Dinamarca). En el próximo, el F50 Victoria jugará en casa los días 9 y 10 de octubre, donde se celebrará el Spain Sail Grand Prix en aguas de Cádiz que, por el momento, ya ha superado la mitad de entradas vendidas. Los tripulantes del F50 Victoria coinciden todos en su emoción por competir en casa en el próximo Gran Premio. Trittel, declaraba hoy al finalizar la jornada, que están deseosos “de darle gas y acabar con un buen sabor de boca en Cádiz”.