El fichaje de David Alaba acerca a Sergio Ramos: fin del culebrón








El fichaje de David Alaba por el Real Madrid está hecho y se confirmará de forma oficial en las próximas fechas, como os contábamos en Don Balón, y así como durante gran parte de este 2021 se pensaban que el austríaco llegaba para quitarle el puesto en el club blanco a Ramos, ahora puede ser el jugador del Bayern el que quizá haya asegurado la continuidad del camero en la entidad trece veces campeona del Europa.

Aunque le va a costar ser titular al capitán en el Madrid 21/22, según informan fuentes cercanas al jugador, este va a dar su brazo a torcer y renovará con el Madrid durante las dos próximas temporadas, hasta la campaña 22/23, por lo que será uno de los compañeros y competencia directa del futbolista del Allianz Arena por ser titular en el eje de la zaga junto a Nacho Fernández y Eder Militao, los cuales, eso sí, partirán con desventaja en la pelea.

¿Y Raphael Varane no entra en la ecuación? Lo cierto es que el club blanco y el mismo jugador han separado sus destinos sin rubricarlo y ya nadie da un duro por la continuidad del francés la temporada próxima en Madrid, (incluso se le quiere meter en la operación Mbappé) de modo que Alaba será, a priori, la pareja de Ramos si Militao y Nacho se lo permiten (dado el excelso final de temporada del brasileño y el español). Pero, ¿en qué grado ha ayudado la firma del austríaco en la renovación de Ramos?

En cierta medida, en bastante grado, ya que con su larga lesión truncando cualquier intento externo de ficharle por parte de un grande europeo -ante las dudas que genera un jugador de la edad del camero, y mucho más por el sueldo del sevillano, cercano a los 12 millones de euros por temporada, que es lo que cobrará Alaba- el futbolista se ha visto acorralado ante la llegada del 27 germano y ahora quiere acelerar su renovación ante las serias dudas de Varane de continuar, no vaya a ser que finalmente el central de Les Bleus cambie de opinión y sea él el que se quede fuera de la ecuación. Dicho de otra forma, tras firmar a Alaba, Ramos ve el peligro y acepta antes de que Varane decida renovar.