El informe de Gendarmería que habla del “pésimo comportamiento” de Luis Núñez en la cárcel

Duna


El día 6 de junio, Luis Núñez fue trasladado al Centro Penitenciario de Rancagua (EPEC). Quien cumple aún prisión preventiva, luego de ser acusado desde hace más de un año de participar en el homicidio en 2018 de Juan Pinto, durante una balacera ocurrida en La Legua, y de herir a Mario Albornoz, quien posteriormente lo identificó, viajó desde la Unidad Especial de Alta Seguridad de Santiago, luego que esta última entrara en remodelación. Lucho Pato, tal como otros 192 internos, fue derivado a diferentes centros penitenciarios del país.

Luis Núñez ya había reconocido a La Tercera que no lo estaba pasando bien. “Quitarme la vida se me pasa todos los días por la mente”, decía. Además, acusaba diferentes episodios que le habían tocado viviro en la cárcel de máxima seguridad. “Estoy 21 horas diarias encerrado, imagínate. En una pieza de 2×3. Solo”, explicaba.

En su traslado a la Sexta Región, sin embargo, pareció encontrar algo de tranquilidad. El régimen de los internos es menos severo. “No es que sea mas flexible, tiene un régimen interno menos severo, no están encerrados 21 horas. Tienen más horas de patio y contacto con otras personas”, explica su abogado, Juan Hernández, al ser contactado por El Deportivo.

Hoy, casi tres meses después, Gendarmería de Rancagua busca devolverlo a su lugar de origen. Las reparaciones en el recinto penitenciario de Máxima Seguridad en Santiago ya terminaron. Todo esto, mientras el propio exfutbolista manifiesta su deseo de mantenerse en la Sexta Región.

Es que el informe que expone Gendarmería es lapidario. “Esta directora regional vuelve a solicitar a Usía tener a bien autorizar la factibilidad de su ingreso al Módulo N°02 de Máxima Seguridad, teniendo en consideración que el interno en mención (Luis Núñez) habría ingresado al EPEC de Rancagua junto a otros internos proveniente desde la Unidad Especial de Alta Seguridad con fecha 06.06.2021, con ocasión de la mejora de la infraestructura del establecimiento recién indicado y así poder resguardar tanto la seguridad del interno en mención como la del Recinto Penal, teniendo en cuenta las características del imputado, como el perfil criminógeno e historial intrapenintenciario plasmado en el Informe Técnico adjunto, como por el delito de homicidio de connotación pública nacional por el cual está siendo investigado, entre otros”, comienza diciendo.

La carta, que va firmada por Helen Leal, coronel de Gendarmería, se detiene para entregar detalles del comportamiento que registra Lucho Pato para justificar su petición: “Quien aparte presenta un pésimo comportamiento, registra una multirreincidencia en faltas graves al régimen interno por tenencia de elementos prohibidos, insultos y amenazas a funcionarios, resistencia al cumplimiento de órdenes, huelga de hambre, entre otras”.

Juan Hernández, abogado de Luis Núñez, explica la situación que hoy afecta a su defendido. “Lo que quiere Gendarmería es que vuelva a la cárcel de máxima seguridad de Santiago. A Luis lo llevaron dentro de un traslado masivo. No hay una disposición de traslado del tribunal, porque si reabren la cárcel no es que vuelva, es como que estuvo prestado allá. Si incluso se llevaron gendarmes de Santiago a Rancagua dentro de este traslado masivo que hubo”,explica.

Núñez, sin embargo, ya le dejó en claro a su abogado que busca seguir en Rancagua. “Lo quieren sacar, pero presentaré esta semana un recurso para que pueda seguir en Rancagua. Luis está contento allá, está mejor que en la cárcel de alta seguridad de Santiago”, explica. “En la cárcel de Máxima Seguridad de Santiago, Luis ve un muro y una tele. No tiene patio. Está prácticamente encerrado 21 horas diarias. En Rancagua tiene compañeros, sale al patio. Es algo mucho más humano”, advierte.

En relación al informe emitido por gendarmería, Hernández insiste en el buen comportamiento de Lucho Pato. “Lo dicen para justificar su petición. Lo ponen en todos los informes. Lo que se dice de falta grave hace relación al video que grabó su hijo y que fue difundido en los matinales. Ellos consideran falta grave la relación con la prensa. Lo de la huelga de hambre es por todos conocido. Pero Luis no ha tenido ningún otro tipo de problema”, asegura.

Durante las próximas horas, el abogado de Lucho Pato presentará un recurso para solicitar su permanencia en la Sexta Región. De momento, el exjugador de la UC sigue a la espera de la fecha de su juicio, luego que fuese aplazado por petición de su propio jurista para que los alegatos se realizaran en modo presencial. “No lo he visto, solo me he comunicado por teléfono con él. Siempre autorizado por gendarmería. Luis está tranquilo, pero complicado porque quiere que el juicio sea lo antes posible. Aún no tenemos fecha”, cierra.