“Es difícil de aceptar, pero esto es lo que hay”


Act. a las 23:53

CEST


Otra noche europea complicada y difícil de digerir para el Barça la que se ha producido en el Camp Nou con la visita del Bayern. Se antojaba muy dura, pero la realidad ha superado las hipótesis iniciales. El cuadro de Koeman se ha metido atrás, ha achicado balones en muchos tramos del encuentro y nunca ha podido competir de tú a tú frente a un equipo mucho más hecho y que ha jugado a otro ritmo.

Koeman ha hablado ante los medios y ha hecho su propio análisis del choque. ¿Actualmente refleja la diferencia entre los dos equipos ese 0-3? «Un poco sí es la distancia, aunque empezamos bien el partido. Tuvimos problemas para llegar arriba por circunstancias del equipo; tuvimos mala suerte con el 0-1 en contra. En la segunda parte lo hemos intentado, pero con el 0-2 el Bayern ha demostrado ser mejor equipo. Depende de nuestras circunstancias que haya tanta diferencia».

«Estoy de acuerdo con Piqué con lo que ha dicho, es verdad que el equipo ha estado bien en la primera parte, pero hay que saber cosas. Jordi Alba había estado enfermo, De Jong ha sido su primer partido. Los cambios que hemos hecho en la segunda parte comparados con los suyos creo que reflejan bien todo. En la vida hay que ser realista; la gente joven ha demostrado tener futuro; tenemos que dejar pasar unos semanas, vamos a recuperar a gente, a Ansu, Dembélé, Agüero, Coutinho y De Jong en mejor forma…», ha recalcado el de Zaandam.

ACEPTAR LA REALIDAD

Acerca de si esa era la única ‘salida’ que tenía a nivel táctico ese 3-5-2, Ronald aseguró que «sabemos que este sistema lo conocemos; solo tenía tres delanteros y tácticamente había muchas fases del partido que hemos controlado, sobre todo la primera parte; el juego del Bayern es muy por zonas interiores, rodeando a Lewandowski. Es lo que hay en este momento».

Sobre la intensidad y la puesta en escena del equipo, cree que «no me puedo quejar por la actitud. Hay una diferencia en calidad, en equipo como conjunto que lleva mucho tiempo junto; nosotros contamos con muchos jóvenes que en 2-3 años serán mucho mejor y tienen futuro, pero de momento es así. Difícil de aceptar pero hay que trabajar».