Federación Alemana suspende tres meses a jugador que mintió sobre su edad y nombre


El VfB Stuttgart trató de ser lo más transparente posible para evitar un duro castigo contra su jugador

La Federación Alemana de Futbol (DFB) decidió suspender a partir de este viernes y por los próximos tres meses a Silas Katompa Mvumpa, jugador del VfB Stuttgart, por mentir respecto a su verdadero nombre y edad. El futbolista engañó a la Bundesliga y Federación, ya que jugaba bajo el nombre de Silas Wamangituka, pero su verdadero nombre es Silas Katompa Mvumpa.

A pesar de que el equipo decidió perdonar al jugador y asegurar que «VfB está firmemente del lado de su jugador y le gustaría ayudar a aclarar este caso de manera transparente a su favor», esto no fue suficiente para las autoridades deportivas, las cuales anunciaron en un comunicado de prensa que el futbolista estará bajo un proceso y se presentarán cargos por conducta antideportiva.

«El comité de control de la DFB presentará cargos por conducta antideportiva. Además, el delantero del club de la Bundesliga tiene que pagar una multa de 30.000 euros. El congoleño, que anteriormente jugaba bajo el nombre de Silas Wamangituka, anunció el martes que su verdadero nombre es Silas Katompa Mvumpa y que es un año mayor de lo que se dijo anteriormente. Su confesión tuvo un efecto atenuante, al igual que el hecho de que con su verdadera identidad habría recibido un permiso de residencia y el derecho a jugar como futbolista profesional en Alemania», reza el texto.

La suspensión para Silas Katompa Mvumpa durará hasta el 11 de septiembre de 2021. El jugador y su club ya han aceptado la sentencia, por lo que se considera definitiva. Según el Stuttgart, su delantero ha sido víctima de su representante, que presuntamente cambió su apellido para ocultar su vinculación pasada con un centro de entrenamiento deportivo de su país.

Sven Mislintat, director deportivo mencionó que, «inmediatamente después de que Silas confió en nosotros, iniciamos todas las medidas necesarias desde nuestro punto de vista y llamamos a los organismos responsables. Estamos haciendo público este caso inusual deliberadamente por nuestra propia iniciativa para subrayar que queremos proceder de la manera más transparente posible teniendo en cuenta la protección de nuestro jugador. Me gustaría agradecer a todos los empleados involucrados, las autoridades, la DFL y la DFB, que han abordado el tema con absoluta conciencia, profesionalismo y discreción».