Florentino Pérez firma este pacto con Mino Raiola y Erling Haaland








La diferencia entre el Real Madrid, también el FC Barcelona, y el Chelsea o el Manchester City con respecto a Erling Haaland es que los dos gigantes españoles son realistas de cara a este mercado de fichajes veraniego, mientras que los dos grandes ingleses son ambiciosos hasta el punto de forzar un hilo que puede romperse, como de hecho ha ocurrido. Nómbrese la aclaración de esta situación: Florentino Pérez y Joan Laporta han entendido que las pautas y los tiempos de Haaland están fijados para 2022, no para este verano, mientras que blues y skyblues no están respetando al Dortmund. Craso error.

Tengan en cuenta dos cosas en el asunto Erling Haaland: posiblemente sea el delantero de moda del futuro en Europa -si no lo es ya-, luego es también la gallina de los huevos de oro para los grandes clubs del continente. Para todos, sin distinción, y eso lo saben el futbolista y su agente. Unido a ello, el jugador se irá en la campaña 2022 del Borussia Dortmund pero lo hará al lugar que el noruego y el propio club germano decidan, y no antes. Y ahí viene el error de los dos gigantes de la Premier League, no tener en cuenta los deseos de las dos partes. Vale que tanto Tuchel como Guardiola quieren y “necesitan” un nueve, pero Haaland exige que su futuro se decida a fuego lento, no con la inmediatez del próximo mercado de fichajes.

Y es en este punto donde entra el pacto que Florentino Pérez ha contraído con el jugador y su representante, Mino Raiola, uno que deja la postura del Real Madrid bien clara: no harán ningún movimiento por el jugador este verano, mientras que en el siguiente se lanzarán a su contratación (seguramente por los 75 millones de euros de cláusula estipulada para su marcha en esa época estival) asignándole además al ariete noruego el escalafón más alto posible entre los salarios del Real Madrid. Es decir, una declaración de intenciones en toda regla.

Así las cosas, el escandinavo ya sabe dos cosas del Madrid: le quieren y es su objetivo prioritario para tal fecha, y como prueba está su firme compromiso de contratarle y darle un sueldo acorde al sueño que representa ficharlo. De esta forma el Madrid y el mismo Florentino Pérez esperan que el deseo del jugador, allá por el verano de 2022, vaya dirigido a la capital de España, eligiendo el nuevo estadio Santiago Bernabéu como su casa para un futuro prometedor vestido de merengue.