Hoy, más que nunca, ‘Força, Barça!’


Hoy, más que nunca, el Barça necesita el apoyo unánime de todos los culés. Laportistas y antilaportistas. Acólitos y críticos. Nostálgicos del pasado y soñadores del futuro. Todos, unidos, deben estar al lado de un equipo que afronta un complejo debut en la Champions. Sin Messi. Con muchas bajas por lesión. Ante un rival poderoso. Con el recuerdo del humillante 2-8 de hace dos años. El Camp Nou, con más de 30.000 espectadores, tiene que llevar en volandas al conjunto de Koeman. Dando ánimo del minuto 1 al 90. Pase lo que pase en el césped. Juegue quien juegue. Los futbolistas deben sentir el aliento de los aficionados, como hace mucho (demasiado tiempo) que no lo sienten. Hoy, más que nunca, el grito de ‘Força, Barça!’ tiene que resonar con tanta fuerza que tiemblen los cimientos del viejo estadio. Ganar esta noche es importante. Por supuesto. Pero mucho más importante es enterrar los fantasmas del pasado. Y, sobre todo, dar carpetazo a unos meses demasiado convulsos. En los que ha pasado de todo. Y casi todo malo.

Hoy no juega Messi. Es doloroso, claro, afrontar un partido de Champions sin el crack argentino, sin el mejor jugador de la historia blaugrana. Pero hay que pasar página. Definitivamente. Y pensar que el Barça sigue. Y que, aunque en algunos momentos sea difícil visualizarlo, existe un plan para revertir la dramática situación que sufre el club. Hoy, más que nunca, hay que olvidarse de las herencias. De las rencillas. De la divisiones. De los personalismos. Hoy, más que nunca, solo importa el Barça. Y los 11 futbolistas que elegirá Koeman para representarlo…

El técnico holandés aseguró ayer que no puede decir ahora si el Barça es favorito o no para ganar la Champions. Lógico. Esto no ha hecho más que empezar y, aunque suene a tópico, la temporada es muy larga. Hay que ver cómo evoluciona el equipo, cuándo y cómo vuelven los lesionados, qué papel tendrán los veteranos, y los canteranos… Hay muchas incertidumbres. Y del partido contra el Bayern podrán sacarse algunas conclusiones, pero no demasiadas. Insisto, es muy pronto para valorar las opciones de este proyecto que debe ir creciendo poco a poco, apoyándose en las victorias y, sobre todo, en el buen juego. Ganar al Bayern, sin duda, sería un tremendo impulso psicológico. Pero, afortunadamente, nada de lo que pase, ni bueno ni malo, será decisivo. Aún así, hoy, más que nunca, el ‘Força, Barça!’ de nuestra portada debe ser el punto de partida hacia el futuro. Sea el que sea…