Jefferson Farfán y el día en que la responsable de su éxito lo regañó por llegar tarde a una sesión de fotos | Alianza Lima | Liga 1 | DEPORTE-TOTAL


Conforme a los criterios de

Saber más

“Hay una llamada, creo que es de . En esos tiempos, en mayo del 2003, las llamadas a la redacción de “El Comercio” eran primero transferidas por una operadora. De esa manera, nos avisaron que el joven delantero de Alianza Lima había timbrado al número del diario. Su voz era tímida, su mensaje iba a ser muy breve. Farfán, en ese entonces con 19 años, quería pedir disculpas. Un tiempo después nos enteramos que la iniciativa de esa llamada fue de su madre, doña Charo, pero esa ya es otra historia. Jefferson Agustín había llegado tarde a una producción fotográfica que “El Comercio” había organizado esa semana previa al Clásico, junto a la figura juvenil de Universitario, el volante Juan Cominges, hoy coach de la selección peruana de mayores. La anécdota hoy nos ayuda a entender que lo relatado por Jefferson en el Doña Rosario Guadalupe fue el motor principal para que esa nave no pierda el rumbo.

“La que se va a molestar horrible es su mamá, no sabes cómo se molesta en los campeonatos cuando Jefferson comete una travesura”, nos contabaquien sí llegó puntual a esa producción. Eran días en los que el PlayStation elevaban su popularidad y las casas de alquiler de videojuegos eran negocios prósperos y de moda. Una de estas empresas ofreció sus instalaciones para tomar una foto de portada: los jóvenes Farfán y Cominges disputando un clásico virtual entre Alianza Lima y la ‘U’. Con ambos jugadores se llegó al acuerdo de hacer el retrato. Estábamos aún en los primeros años del siglo XXI, con un ritmo más pausado en las coberturas periodísticas, con más posibilidad para diseñar una portada original con la participación de las máximas figuras del torneo.

LEE TAMBIÉN: Jefferson Farfán y su debut con Alianza Lima: las lesiones de la ‘Foquita’ y los regresos del crack blanquiazul

El día del encuentro, primero fuimos a buscar a Cominges, quien estaba listo con una puntualidad asombrosa. ‘Juanchi’, quien ya conocía mucho a Farfán al haber compartido equipo en la Sub 17, Sub 18 y Sub 20, lanzó la primera pregunta que nos hizo dudar del éxito de la producción: “¿Están seguros que Jefferson va a llegar?”. De momento, no queríamos que el optimismo se derrumbe tan rápidamente hasta que llegamos a Surco, a la puerta del edificio donde vivía Farfán. El propietario de ese condominio era Paulo ‘Churre’ Hinostroza, quien nos confirmó la dirección muchas veces.

Al tocar el timbre, quien salió fue doña Charo Guadalupe. Lo primero que hizo la mamá de Jefferson Agustín fue saludar a Cominges a lo lejos y nos dijo que esperemos un poco, que su hijo había salido. Se le notaba la preocupación y, en un teléfono celular típico de este tiempo (esos azulados a los que años después se les llamó “ladrillos”) le timbraba cada cierto tiempo al entonces atacante blanquiazul. Fuimos testigos que Jefferson respondió solo la primera vez. “Disculpen chicos, no sé qué ha pasado con este muchacho”, nos decía doña Charo entre preocupada y molesta. Esperamos a Jefferson por casi una hora. “Ahora le va a caer”, dijo casi riéndose Cominges, a quien entrevistamos y le hicimos retratos cerca a la puerta de su casa familiar. Aún quedaba pendiente cumplir con la empresa de videojuegos, que nos esperaba hasta su hora de cierre (aproximadamente las siete de la noche de aquel día de mayo del 2003).

LEE TAMBIÉN: Jefferson Farfán, el prócer que libró a Alianza de cinco meses sin victorias en la Liga 1

El gol de Jefferson Farfán en el Clásico de marzo del 2003 casi pierde validez por un exceso en el cupo de extranjeros del cuadro blanquiazul. (Foto: Enrique Cúneo).
El gol de Jefferson Farfán en el Clásico de marzo del 2003 casi pierde validez por un exceso en el cupo de extranjeros del cuadro blanquiazul. (Foto: Enrique Cúneo).

Figura clásica

Dos ex futbolistas estaban comenzando a tener presencia y notoriedad en programas deportivos: y Además, ambos eran grandes amigos. Rápidamente aceptaron la invitación y llegaron a la casa de videojuegos para hacer la toma. La crónica con ellos más fue de recuerdos y de pronósticos para ese clásico importante, que se iba a jugar después de una controversia.

Ese Clásico de mayo del 2003, se iba a disputar dos meses después de un partido polémico. En marzo, Alianza Lima había ganado 1-0 con gol del mismo Farfán. Sin embargo, la presencia del colombiano Víctor Mafla en el banco motivó un reclamo de la ‘U’, por exceso de jugadores extranjeros. El caso tuvo vaivenes en diferentes instancias de justicia deportiva hasta que al final se determinó que los íntimos conservaban los tres puntos.

LEE TAMBIÉN: Jefferson Farfán y lo que significa la vuelta de un mundialista al Perú

“Quería pedir disculpas por el contratiempo de ese día. Podemos hablar si desean”, nos dijo Farfán por teléfono. Hicimos la entrevista, con la dificultad de la distancia y de la timidez de ‘Jeffry’. De todos modos, iba a ser posible hacer el paralelo con Cominges. Sin embargo, era pertinente intentar el retrato de las dos promesas del Clásico juntas. Farfán aceptó, Cominges nos dio una segunda oportunidad y se hizo la toma con algo de apuro en un gimnasio. “Muchas gracias y disculpen de nuevo”, alcanzó a decir Doña Charo antes de colgar el teléfono.

En ese clásico de mayo del 2003, Jefferson Farfán ya no pudo anotar. (Foto: Germán Falcón).
En ese clásico de mayo del 2003, Jefferson Farfán ya no pudo anotar. (Foto: Germán Falcón).

Los destinos de ambos futbolistas fueron tomando distancia hasta un reencuentro hace dos años. Farfán se fue al PSV Eindhoven y Cominges a Sporting Cristal. Solo volvieron a coincidir en selecciones peruanas. Jefferson ha estado presente en las últimos cinco Eliminatorias, mientras que ‘Juanchi’ fue convocado en los procesos de Paulo Autuori (para Alemania 2006) y de Sergio Markarián (para Brasil 2014). En el 2019, Jefferson y Juan se reencontraron en la selección de Gareca pero con papeles muy distintos: Farfán como uno de los capitanes del equipo y Cominges como el coach que trata de dar el respaldo emocional, mental y de enfoque al plantel bicolor.

LEE TAMBIÉN: Gol de Jefferson Farfán: mira el tanto de la ‘Foquita’ frente a Deportivo Municipal | VIDEO

Nunca sabremos dónde estuvo Farfán esa tarde que no llegó a nuestra producción con Cominges. Lo que sí nos quedó claro es que mamá Charo hizo desde muy temprano el trabajo silencioso de orientarlo y disciplinarlo en sus años más difíciles. Por eso le dedicó su gol ayer ante Municipal, al volver a Alianza después de 17 años. Por eso le hace homenaje cada vez que puede en sus redes sociales. Nunca exageró Daniel Peredo al decir que Jefferson Agustín Farfán Guadalupe llegó a ser un crack de elite internacional por la perserverancia silenciosa de una mujer incansable. Por su mamacita.

Juan Cominges defendió la camiseta de Universitario solo en la temporada 2003. (Foto: Luis Choy).
Juan Cominges defendió la camiseta de Universitario solo en la temporada 2003. (Foto: Luis Choy).

MÁS EN DT…

VIDEO RELACIONADO

Repasa todos los detalles del debut de Jefferson Farfán con camiseta de Alianza Lima
Repasa todos los detalles del debut de Jefferson Farfán con camiseta de Alianza Lima