La alargada sombra de Jorge Mendes


Ha sido el agente de Braithwaite, Hasan Cetinkaya, quien arremetió contra Jorge Mendes por gestionar, sin su permiso, la salida del delantero danés al Wolverhampton, club cuyo presidente es accionista de la empresa del agente luso. «Mendes no tiene nada que ver con Martin Braithwaite. En Wolverhampton pueden decir, pero yo me ocupo de mis jugadores en Barcelona». Era su manera de decirle a Mendes que se meta en sus negocios que él ya cuidar del suyo.

Y es que la presencia de Mendes en el entorno azulgrana ha ido en aumento en los últimos meses. Su presencia no siempre es bien vista por muchos por diferentes motivos. Los jugadores que ha colocado no han dado un rendimiento excepcional (los últimos, Trincao y Semedo), aunque ha logrado venderlos por el mismo precio que costaron.

También hay quienes temen los movimientos efectuados para picotear en la cantera del Barça (Ansu y Iñaki Peña). Y lo temen por su facilidad de mover a sus jugadores de un club a otro sin darles continuidad en un misma entidad.

También hay otros que recelan porque representa a dos enemigos públicos del Barcelona y de Leo Messi, como es el caso de Cristiano Ronaldo y Mourinho. Qué pensar hoy Jorge Messi al contemplar todos estos movimientos o cuando los jugadores que suenan en la órbita del Barça son suyos en su mayor a (Renato Sanches, Joao Félix, André Silva…)?

Jorge Mendes es el agente más grande del planeta fútbol por su facilidad de llegar a las entrañas de muchos clubes europeos pero hay que tener en cuenta, y preguntarse, por qué otros han dejado de trabajar con él, como el Madrid, por ejemplo. En el Barça tiene la puerta abierta.