La decisión de Messi… y la decisión de Neymar


La trascendencia futbolística de Messi en el Barça resulta incuestionable. A los que dudan de si conviene o no renovarle, el crack argentino les envía cada semana un mensaje en forma de goles. En este 2021 (cuando está cerca de cumplir 34 años) es el máximo realizador de Europa, con 26 tantos, los mismos que Lewandowski y tres más que Mbappé. Los registros del capitán blaugrana no denotan decadencia alguna. Al contrario: tras un difícil inicio de temporada, con su polémico burofax, ha ido creciendo al ritmo del equipo. O, mejor dicho, el equipo ha crecido al ritmo de Messi. Si el Barça sigue teniendo opciones reales de ganar la Liga es, precisamente, gracias a Messi. En estos momentos, el crack argentino atesora la mezcla perfecta de magia y veteranía que le hacen indiscutible. Es el líder natural del Barça del presente y el pilar donde se debe empezar a construir el Barça del futuro. La continuidad de Messi no es solo una cuestión ideológica o sentimental (que también), sino deportiva. Los (pocos) que cuestionan su continuidad lo hacen por razones económicas. Pero Messi ya ha demostrado que, a estas alturas de su carrera, ya no se mueve por dinero. La emoción con la que celebra cada uno de sus goles con el Barça es la evidencia de su total identificación con el club. 

Messi se quiere quedar para volver a ganar la Champions vestido de blaugrana. Y Laporta debe presentarle un proyecto que se ajuste a sus sueños. El presidente todavía no se ha sentado a negociar con Messi y su padre. Pero no tardará. Quedan cuatro partidos para que finalice la campaña. Ya estamos en el mes de mayo. Y la cuenta atrás para la gran decisión se ha iniciado… Una gran decisión que puede estar vinculada a la que también debe tomar Neymar en los próximos días. El resultado del partido de vuelta de semifinales de la Champions ante el Manchester City puede marcar el futuro del brasileño. La posibilidad de que Messi y Neymar jueguen juntos, otra vez, la próxima temporada puede estar mucho más cerca de lo que algunos creen…