Los relegados de Ancelotti


14/10/2021 a las 12:48

CEST


Carlo Ancelotti tiene 26 jugadores en nómina incluido el castillista Miguel Gutiérrez que se entrena y juega regularmente con el primer equipo. El italiano ha utilizado 23 jugadores, pero ninguno de ellos son Vallejo y Mariano, de la primera plantilla y sí lo ha hecho con Blanco, Santos y el mencionado Gutiérrez, del filial, aunque al lateral lo ha utilizado por extrema necesidad ante las lesiones de Mendy, que no ha debutado por lesión, y Marcelo, que ha estado 9 de los 10 partidos de su equipo en la enfermería.

Con las lesiones de Mendy y Marcelo, Gutiérrez era el único especialista que tenía en el carril izquierdo, pero el italiano lo ha alternado con Alaba y Nacho en una demostración de que no acaba de confiar en sus posibilidades. El canterano ha respondido en los cuatro partidos que ha sido titular, pero sólo jugó uno completo, en los otros tres fue sustituido. Gutiérrez ha tenido una gran oportunidad de asentarse en el equipo a sus 20 años, pero Ancelotti no le ha dado la continuidad para ello.

DESCARTADOS DESDE EL PRINCIPIO

Vallejo es un caso claro. Ha estado a disposición de Ancelotti en los 10 partidos que han jugado, pero nueve estuvo en el banquillo sin disfrutar ni un minuto y el último no fue ni convocado (Alavés), aunque es cierto que llevaba pocos entrenamientos tras jugar las Olimpiadas. Sin embargo, la regularidad de Militao le ha impedido jugar, aunque el italiano lo ha podido poner en la banda derecha pero ha preferido incluso a Valverde antes que al zaragozano, que apenas ha contado para el equipo desde que lo fichó en la temporada 2015-16

Mariano estaba sobre aviso. Ancelotti le comunicó que no contaría con él con Benzema y Jovic por delante, además de Rodrygo, Vinicius, Hazard, Asensio o Lucas Vázquez como alternativas al ataque. El Madrid lleva tres años sin éxito intentando desprenderse de él pero se ha encontrado con la negativa del futbolista. Este verano tuvo la opción de irse al Rayo ganando incluso más dinero, el Madrid asumía su sueldo y el equipo vallecano le ofrecía incentivos, según As, pero prefirió no moverse. Ahora paga esa decisión siendo uno de los relegados de Ancelotti.