Más problemas que soluciones


Arrancó el Barça con todavía muchos problemas por resolver. Este año la ilusión será algo sobreactuada porque hay muchas carpetas problemáticas por cerrar de las que depende la salud económica de un club en estos momentos en la UCI. En lo deportivo, el presidente Laporta intenta, dentro de las posibilidades de que dispone, montar un equipo competitivo. Supongo que más competitivo que el del año pasado, que perdió una liga de la manera más decepcionante que se puede perder. Hasta el momento, y tal como van las cosas, no se pueden lanzar muchos cohetes.

Parece que las negociaciones con los representantes de los jugadores que el club intenta que se bajen el sueldo no van muy bien. Ignoro si existe por parte de estos el interés real por cooperar en una situación tan crítica como la que se encuentra actualmente. Quiero creer que sí; pero es probable que ninguna de las opciones que hasta ahora Mateu Alemany ha puesto sobre la mesa les convenza. Por otra parte, si bien nos dicen que Messi se queda, nadie ha visto ni oído nada en firme. El argentino, como es costumbre en él, se mantiene en silencio, y eso no ayuda a tranquilizar las cosas. Otra carpeta: el club va ofertando a Griezmann mientras recibe calabazas. El Atlético de Madrid ha dicho que no, y la Juventus dice ahora que ni hablar de cambio por Dybala. ¡Quién nos ha visto y quién nos ve! Otra carpetita: el agente de Braithwaite señala que su representado no quiere irse y que aquí se queda. Veremos si al final podremos sacar dinero del danés o tendremos que “comérnoslo.”

Ciertamente el nuevo equipo gestor del club tiene por delante tantos asuntos por resolver que no queda otra que darles ánimos y desear que la capacidad de negociación que se les supone dé los frutos necesarios para que esta temporada; al menos, que no sea peor que la pasada. En lo económico lo veo posible, porque ir a peor sería una catástrofe, y en lo deportivo hay que tener fe, pero no sé si la fe es suficiente para competir y ganar algún título que no sea la Copa del Rey.