nuevos titulares, 3 fuera y 2 intocables en peligro








La era Zinedine Zidane ha acabado y comienza una nueva etapa en el Real Madrid donde las certezas de los integrantes de la primera plantilla son menores y las posibilidades para los nuevos rostros y los más jóvenes se amplían. Así, el primer informe de pretemporada de Carlo Ancelotti deja varias conclusiones peligrosas para miembros eminentes de la primera plantilla en tiempos de Zinedine Zidane; de hecho, el italiano señala ya tres descartes y pone en riesgo a dos titulares.

Para entender la dimensión de los cambios, aun sin fichajes, que pretende Carlo Acelotti hay que plantear cuáles son ahora mismo en su cabeza las piezas que han de disputarse los onces del Madrid. Así, la portería y el lateral izquierdo son las únicas posiciones que no sufren cambios radicales, ya que el resto de demarcaciones deben readaptarse a su idea de juego. Puede pensarse que David Alaba puede actuar en el carril siniestro, y puede que puntualmente lo haga, pero la idea inicial de Ancelotti es que juegue de central, siendo Mendy y Marcelo los propietarios de ese carril.

Alaba y Eder Militao han de ser en un 4-4-2 los dos centrales titulares, entre los que entraría Nacho si el Madrid decide jugar con tres centrales. Jesús Vallejo hará las veces de cuarto central, a la vez que, como ha ocurrido en el partido inaugural de España ante Egipto en los Juegos Olímpicos, cumplirá con la función de tercer lateral derecho tras Carvajal y Lucas Vázquez. En el centro del campo, Toni Kroos, Casemiro y Luka Modric van a dejar mucho tiempo su puesto a Martin Odegaard, Fede Valverde, Antonio Blanco y Dani Ceballos; siendo este último un eje rotativo de la medular y un posible referente en la zona creativa para Carletto.

Por banda diestra, para el italiano, parten con ventaja sobre Rodrygo Goes Marco Asensio y Gareth Bale, del que pretende sacar un rédito goleador importante el transalpino, siendo el joven brasileño la alternativa real de Vinícius y Eden Hazard en la derecha. Por último, el ataque será para Karim Benzema y Luka Jovic, con los que incluso pretende probar en conjunto en ciertos partidos, por ver si pueden funcionar juntos. 

Por todo ello, los señalados por Ancelotti para salir son Isco Alarcón (que puede ser el que se salve de la quema, pero obteniendo un protagonismo residual), Mariano Díaz y Álvaro Odriozola, amén de un Takefusa Kubo al que se le buscará otra cesión.