Resumen y goles del Granada-Cádiz (x-x) partido de la jornada 34.


02/05/2021 a las 20:49

CEST


Adrià Corominas

El Cádiz acaricia la permanencia después de llevarse el derbi andaluz frente al Granada (0-1). Los nazaríes se mostraron incómodos durante todo el encuentro al ver que el guion de partido que les había preparado Álvaro Cervera salía a la perfección. Los gaditanos querían que no pasase nada y consiguieron que no pasara nada, asaltando así el Nuevo Los Cármenes y consiguiendo tres puntos de oro para sellar una permanencia que todavía no es matemática, pero si virtual, porque ya tiene en su bolsillo los famosos 40 puntos que marcan los estándares de la salvación.El Granada, que venía de ganar en el Camp Nou y que pretende estar en Europa también el año que viene, no consiguió chutar a portería prácticamente en todo el partido. Tocaba y tocaba el conjunto de Diego Martínez, pero sin ningún tipo de profundidad ni de peligro para la defensa del Cádiz, que tuvo el partido donde quería durante cada uno de los 96 minutos de juego. Tampoco tuvo demasiadas acciones de peligro a su favor el cuadro de Cervera, pero se mostró muy efectivo en las pocas que creó.

GRA

CAD

GRA

Aarón; Foulquier, Germán, Nehuén (Víctor Díaz, 46′), Quini; Gonalons, Yangel Herrera (Soldado, 54′), Montoro; Antonio Puertas (Kenedy, m.46) (Fede Vico, 78′), Machís (Luis Suárez, 64′) y Jorge Molina.

CAD

Ledesma; Iza Carcelén, Cala, Fali, Akapo; Jonsson, José Mari (Garrido, 90′), Salvi (Jairo, 65′), Iván Alejo (Malbasic, 90′); Rubén Sobrino y Negredo (Lozano, 78′).

Árbitro

Díaz de Mera Escuderos (castellano-manchego).

Incidencias

T.A.: Luis Suárez (66′), Gonalons (71′), Negredo (74′), Rubén Sobrino (75′), Quini (79′), Montoro (88), Soldado (88′; 2A, 88′) y Aarón (m.93).

En una primera parte trabada, Rubén Sobrino marcó el único gol del partido tras una asistencia de Álvaro Negredo tras una buena parada de Aarón Escandell. Un gol que no cambió el plan de ninguno de los dos equipos. El Granada seguía sin conseguir complicar la vida al sistema defensivo del Cádiz, que pasó una tarde bastante confortable, sin apuros y que frustró a los jugadores del Granada. Una impotencia que acabó con la expulsión de Soldado, que recibió dos tarjetas amarillas en la misma acción por protestar un penalti al colegiado a 10 minutos del final y que fue el punto y final de un partido que no pasará a la historia por su calidad, pero si por lo que significa para los gaditanos, que salvo sorpresa mayúscula, estarán otra temporada más en la élite del fútbol español.