Resumen y goles del Young Boys 2-1 Manchester United de la Champions League


14/09/2021 a las 21:39

CEST


Sorpresa mayúscula en el estreno de la Champions. El Young Boys tumbó a un nefasto Manchester United, empequeñecido en Suiza. Ni el tanto inicial de Cristiano Ronaldo sirvió a los de Solskjaer para asegurar lo que tenía que ser una victoria plácida. La expulsión de Wan-Bissaka tuvo pare de culpa: con inferioridad, los de Solskjaer se empequeñecieron y el Young Boys remontó con merecimiento.

YOU

MUN

Young Boys

van Ballmoos; Hefti (Sulejmani, M.83), Camara, Lauper (Zesiger, M.90), García; Fassnacht, Aebischer, Martins (Riedler, M.52), Sierro (Siebatcheu, M.45); Ngamaleu, Elia (Kanga, M.90).

Manchester United

De Gea; Wan-Bissaka, Linfelof, Maguire, Shaw; Fred (Martial, M.89), van de Beek (Varane, M.45); Sancho (Dalot, M.35), Bruno Fernandes (Matic, M.72), Pogba; Cristiano Ronaldo (Lingard, M.72).

Goles

0-1 M.13 Cristiano Ronaldo; 1-1 M.66 Ngamaleu; 2-1 M.95 Siebatcheu.

Árbitro

François Letexier (Francia). TA: Fassnacht (M.45), Martins (M.50) / Varane (M.64). TR: Wan-Bissaka (M.35).

Estadio

Stade de Suisse Wankford. 32.000 espectadores.

Las rotaciones de Solskjaer parecían no tener ninguna consecuencia para el United cuando antes del cuarto de hora conectaron sus estrellas, Bruno y Cristiano, para abrir la lata. Un centro medido, de exterior, del mediapunta, lo finiquitó CR7 en el segundo palo con un derechazo. La tarde parecía tan plácida que sólo podía complicarse, y es lo que pasó a la media hora.

Wan-Bissaka vio la roja directa por un temerario plantillazo, y el United desapareció. Solskjaer quitó primero a Sancho para mater a Dalot. Después dio entrada a Varane para jugar con cinco defensas. Y el resultado fue el Young Boys convirtiéndose en amo y señor del partido. La segunda mitad fue un asedio local.

Lo intentaban con más corazón que acierto los suizos, pero de tanto insistir encontraron recompensa a través de Ngamaleu. El atacante remató en el corazón del área un centro desde la derecha para hacer creer en la gesta. El United ni despertó ni lo intentó. Ni tiraron al meta local van Ballmoos en toda la segunda mitad, y lo que acabó ocurriendo fue un milagro suizo.

En el último minuto del descuento, Lingard rubricó el esperpento inglés con un pase fratricida hacia atrás, que dejó solo al delantero local Siebatcheu ante De Gea. Cruzó el balón a la red e hizo estallar a Berna de alegría. La primera gran sorpresa de la Champions ha llegado, y el United se complica la vida a las primeras de cambio.