“Será la evolución del arbitraje”: el revolucionario cambio que estudia la FIFA para 2022


La FIFA estudia «automatizar el fuera de juego» (REUTERS/Olaf Kraak)

Desde su implementación, la regla del fuera de juego siempre estuvo en discusión y ni siquiera la ayuda del VAR (árbitro asistente de video) logró calmar esta situación. Ante este panorama, Arsene Wenger, el director de desarrollo del fútbol mundial, advirtió que la FIFA estudia la posibilidad de realizar una importante modificación en la manera de cobrar estas jugadas en los partidos de cara al 2022. La intención es la de “automatizar” los offside y no se descarta que se implemente en el Mundial de Qatar, que se desarrollará a fines de año

“Hay muchas posibilidades de que el fuera de juego se automatice en 2022″ , advirtió el ex entrenador del Arsenal de Inglaterra durante un encuentro con la prensa en París. Aunque no quiso dar mayores precisiones, sostuvo: “Estoy obligado a mantenerlo en secreto, pero será la próxima de las grandes evoluciones del arbitraje”.

Estas declaraciones tomaron aún más fuerza debido a lo acontecido durante la final de la Nations League, la cual se definió 2 a 1 a favor de Francia sobre España con un tanto que quedó en el centro de la polémica producto de la posición del delantero Kylian Mbappé (la jugada fue convalidada mediante el VAR).

Arsene Wenger advirtió sobre un importante cambio en el arbitraje (EFE)
Arsene Wenger advirtió sobre un importante cambio en el arbitraje (EFE)

Aunque la aparición de la tecnología mediante el árbitro asistente de video ayudó a resolver este tipo de jugadas, Wenger deslizó que este cambio ayudaría a agilizar el juego, ya que en muchas situaciones se pierden varios minutos entre que se analiza la acción y luego se llama al juez principal para corroborar la decisión.

Este cambio ya estaba en la agenda de la FIFA, que anunció en junio de 2020 que buscaba “desarrollar una tecnología semiautomática para señalar el fuera de juego, para dar al VAR más información que simplificará la toma de decisiones del árbitro y optimizará el análisis de las imágenes”.

De esta manera, el desembarco de la detección “automática” del fuera de juego podría decir presente en la Copa del Mundo de Qatar 2022, que se llevará adelante a fines de año por primera vez (del 21 de noviembre al 18 de diciembre).

Durante la nota, Arsene Wenger aprovechó la ocasión para volver a instalar la idea de realizar un Mundial cada dos años, y no cada cuatro, como ocurre en la actualidad. “La reforma que propongo es parte de una reforma del calendario, quiero reducir el número de partidos de clasificación”, comentó.

Thibaut Courtois, arquero de la selección de Bélgica y el Real Madrid, justamente se quejó del calendario luego de caer ante Italia en el partido por el tercer puesto de la Nations League. “Está mal que no se hable de los jugadores. Ahora escuchamos que se jugará un Mundial cada dos años. ¿Cuándo descansaremos? Nunca. Pero no somos robots. Nadie se preocupa por nosotros. Al final, los mejores jugadores se lesionarán. Tres semanas no son suficientes para que podamos jugar 12 meses al más alto nivel. Si nunca decimos nada, será siempre lo mismo”, expresó.

“Este partido por el tercer y cuarto puesto es sólo un partido por el dinero y tenemos que ser honestos al respecto. Simplemente lo jugamos porque para la UEFA es dinero extra. Sólo lo jugamos porque significa dinero extra para la UEFA. Miren cuánto han cambiado las alineaciones de ambos equipos. Si los dos hubieran estado en la final, otros jugadores habrían jugado. Eso sólo demuestra que jugamos demasiados partidos. La UEFA acaba de crear otro torneo de clubes, la Conferencia League. Les molesta que otros equipos quieran una Superliga pero no les importan los jugadores. Ellos sólo se preocupan por el dinero de sus bolsillos”, esbozó.

SEGUIR LEYENDO: