Versiones cruzadas, tensión y advertencia de Pochettino



Sergio Ramos todavía no debutó con el PSG (Reuters)

 

Sergio Ramos continúa sin saber lo que es jugar en la Ligue 1 pese a haber fichado por el PSG hace ya tres meses. Aunque se esperaba que este viernes hiciera su debut con la camiseta del cuadro parisino, desde la entidad frenaron por completo esta posibilidad a través de un comunicado oficial.

Por Infobae

Según la información publicada en las cuentas oficiales del club, el ex Real Madrid continuará con el programa de entrenamientos individuales y bajo la supervisión del personal médico durante los próximos diez días. El objetivo de los especialistas es que el futbolista de 35 años pueda comenzar a entrenar con el resto del plantel pero sin que éste corra riesgos de volver a recaer de su lesión en la zona del sóleo de la pierna izquierda. Es por eso que decidieron aplazar la fecha de su regreso.

Después de fichar por el PSG en julio del 2021, la afición se mostró muy ilusionada por ver al múltiple campeón de Europa haciendo dupla con Marquinhos. Sin embargo, un tiempo después de que se oficializara su llegada se conoció que el jugador padecía una lesión de la cual todavía no estaba del todo recuperado.

Cabe mencionar que el último partido del español fue el pasado 5 de mayo con la camiseta del Real Madrid, cuando se enfrentó al Chelsea en el duelo de ida de las semifinales de la Champions League.

Ahora, cinco meses después de aquella presentación, Ramos se entrena de forma individual y sin problemas en la pierna izquierda, pero los médicos no quieren correr ningún riesgo y es por eso que tampoco estará presente en el duelo contra el Angers de este viernes por la décima jornada de la Ligue 1 aunque durante las últimas días se había especulado con su reaparición. “Tan pronto como aumente el ritmo y ponga más intensidad en el entrenamiento, el espectro de la inflamación reaparecerá y, por lo tanto, el riesgo de recaída de un músculo ya afectado en 2018 y 2019?, explicó el periódico L’Equipe al informar sobre la situación que atraviesa el histórico capitán merengue.

Aunque el detalle clave que expresó uno de los diarios deportivos emblemáticos en el mundo está en la guerra de versiones cruzadas detrás del presente de Ramos: “¿Qué tan competitivo es ahora? Difícil de decir, porque ha participado en muy pocas sesiones colectivas desde su fichaje con el París a principios de julio. La única certeza es que aún no está listo. Su séquito puede filtrar en España que está totalmente recuperado y operativo, la realidad es un poco más compleja. La lesión en sí misma se resolvería y el jugador se sentiría cada vez mejor. Por eso, consciente de que su caso está provocando rumores, presiona internamente para reanudar la competencia lo más rápido posible”, advirtió el periodista José Barroso.

“Desde que llegó se pasa la vida bajo tratamiento”, lo apuntó días atrás el ex mediocampista del PSG Jérome Rothen. Y agregó: “La lesión en el sóleo en el final de su carrera es terrible, porque pocas veces puedes tratarla adecuadamente. En cuanto el jugador aumente el ritmo, a lo mejor no podrá continuar”.

“Es un gran campeón y quién va a dudar de su calidad competitiva y de su talento futbolístico… No lo está pasando bien, pero él es fuerte”, reconoció Mauricio Pochettino en una reciente entrevista con los medios españoles El Partidazo de Cadena COPE y Radio Marca. El DT argentino bajó el tono de su mirada después de la luz de alerta pública que encendió días atrás que generó gran repercusión especialmente en España: “Quizá la realidad de Sergio Ramos es otra que la de 2014, o la de Messi y Neymar. Estos futbolistas son grandes campeones, pero tienen que acostumbrarse a la realidad. Todos tenemos en la cabeza que han sido los mejores, pero tienen que estar a su nivel. Si recuperan esa etiqueta, por supuesto que podemos lograr cualquier cosa. Pero la lucha parte por encontrar la mejor versión de cada uno. La orquesta tiene que estar afinada”.

Con esta nueva información oficial, todo parece indicar que el jugador se perderá el duelo contra el Angers, además del cruce por Champions League contra el Leipzig y el clásico ante el Olyimpique de Marsella pautado para el 24 de octubre. La mirada, ahora, está puesta en el 29 de octubre ante el Lille por la Ligue 1. Quizás allí, después de casi seis meses de inactividad, pueda por fin tener un esperado poco de amor francés.