Así puedes denunciar a una empresa ante la Inspección de Trabajo: estos son los pasos


Ser objeto de unas condiciones ilegales en un trabajo que, por otra parte, supone el sustento de una persona, puede llegar a ser una situación muy complicada. Para garantizar la lucha por sus derechos laborales, el trabajador puede hacer una denuncia ante la Inspección de Trabajo, lo que debe hacerse de acuerdo con lo establecido por la ley.

El Real Decreto 928/1998, de 14 de mayo establece que una de las formas de iniciar una actividad inspectora es mediante la denuncia de una actividad presuntamente infractora. El Ministerio de Trabajo informa que esta denuncia puede efectuarse no solo por el trabajador víctima de esta presunta ilegalidad, si no por «toda persona que tenga conocimiento» de hechos de ese tipo.

Según explica el Ministerio, «se consideran infracciones en el orden social las acciones y omisiones de los sujetos responsables (personas físicas o jurídicas y comunidades de bienes) tipificadas y sancionadas en la normativa del orden social» y relacionadas con materias del campo laboral, de seguridad y salud laboral, seguridad social o empleo, entre otras.

Por lo tanto, el escrito de denuncia iniciará ese proceso de investigación a la empresa supuestamente infractora. La página web del Ministerio de Trabajo pone a disposición del ciudadano un modelo de denuncia que se puede obtener en diferentes idiomas. Los datos que hay que recoger en dicho escrito de denuncia son los siguientes:

-Datos del denunciado: razón social, domicilio social, NIF, CCC, provincia, localidad, número de trabajadores…

-Datos del denunciante: nombre y apellidos (las denuncias anónimas no se tramitan), DNI y otros datos de contacto como correo electrónico, código postal, domicilio…además de informar de si actualmente trabaja para la empresa y de si la denuncia es propia o en representación de otra persona.

-Un relato de los hechos acaecidos: aquí el denunciante tendrá que explicar los hechos que han motivado la denuncia, su fecha y lugar de realización y aportar la documentación acreditativa necesaria, si fuese el caso.

Posteriormente, el denunciante ha de firmar la denuncia e indicar a qué centro de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social va dirigido el escrito. Con todo rellenado, podrá prepararse para el envío.

Según el Ministerio de Trabajo, existen tres formas de presentar la denuncia:

-De forma presencial en cualquiera de las oficinas de las Inspecciones Provinciales de Trabajo y Seguridad Social, además de en los registros de los demás órganos de la Administración y las administraciones locales, siempre que exista convenio.

-De forma telemática en la Sede Electrónica del Ministerio de Trabajo, mediante DNI electrónico o certificado digital (se puede conseguir en cuatro pasos).

-Por correo postal en la oficina de la Inspección Provincial de Trabajo correspondiente, aunque en este caso se exige una copia compulsada del DNI y una autorización escrita para que se pueden verificar sus datos durante la inspección.

El buzón de la Inspección de Trabajo

No se trata de una denuncia como tal, pero el buzón de la Inspección de Trabajo es otra de las opciones que los ciudadanos tienen para dar constancia de actividad empresariales presuntamente delictivas.

En esta modalidad, e Ministerio de Trabajo explica que «el comunicante no tendrá que aportar ningún dato personal y el buzón solo recogerá información sobre las presuntas irregularidades de las que se tenga conocimiento».


Casi 140.000 autónomos recibirán esta carta de la Inspección de Trabajo

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin