Escrivá prevé gastar 1.900 millones en la última ‘paguilla’ para los jubilados de 2022


Madrid.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, puso cifras a la compensación económica que recibirán los pensionistas en febrero del próximo año por el desvío de la inflación de este año en comparación con la subida aplicada por el Gobierno a principios de 2021. Concretamente, el Ejecutivo aplicó entonces un actualización del 0,9% y según las últimas estimaciones confirmadas hoy por el ministro Escrivá, el IPC medio anual a mes de noviembre será del 2,3%. Es precisamente es 1,4% de desfase el que deberá compensar la Seguridad Social para que el colectivo de pensionistas y jubilados conserven el poder adquisitivo de este año 2021, y el Gobierno calcula que el coste de esta paguilla ascenderá a 1.900 millones de euros.

Cabe recordar, más allá, que esta compensación será la última que reciban los pensionistas, ya que la reforma acordada con los agentes sociales para el nuevo mecanismo de revalorización hará que se vincule al comportamiento de los precios experimentado en el año previo, y no en la estimación para los meses posteriores, sujeta a la incertidumbre de un indicador que ha demostrado un alto nivel de volatilidad ante los eventuales shocks económicos, como se ha demostrado en 2020 y 2021 con motivo del impacto de la pandemia.

Así, el nuevo mecanismo de revalorización eliminará ese factor de incertidumbre sobre si la evolución de la inflación es tal y como se había se previsto, o se producen desviaciones que a posteriori es necesario compensar. Así, para la subida de enero de 2022, ya estaría en vigor la nueva ley según los tiempos que maneja el Ejecutivo de aprobación del proyecto de ley que iniciará en septiembre los trámites parlamentarios para ver la luz, previsiblemente, antes de que finalice este año. Desde ese momento, la revalorización anual de las pensiones no se hará nunca más en base al IPC previsto para ese año sino que se llevará a cabo en función del IPC medio del año anterior. 

Con todo ello, la tormenta perfecta inflacionista hará que el Gobierno deba extender un desembolso de cerca de 5.000 millones de euros en concepto de subida de las pagas para el próximo año. Concretamente, se juntará al comienzo del próximo año la revalorización ordinaria de las pensiones y, para el mes de febrero, la prevista compensación que recibirá el colectivo por la desviación experimentada entre el avance de los precios de 2021 y la subida efectuada a comienzos del presente ejercicio, que ya se asume deberá ser pagada al quedar esta por debajo de la inflación.

Extensión del ingreso mínimo

Además, durante la presentación de los Presupuestos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para 2022, Escrivá aseguró que estos datos «casan» con lo que esperaban y lo ha definido como un «despliegue extraordinario». El ingreso mínimo vital (IMV) llega ya a 350.000 hogares españoles -más de 800.000 beneficiarios, el 40% menores- y llegará a unos 390.000 hogares a finales de 2021.

Asimismo, el ministro asegura que van a incorporar en el IMV un complemento de hasta 100 euros por hijo a cargo, una medida que ya había sido anunciada este jueves por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. Escrivá precisó que el complemento será de 100 euros por menor para las familias con hijos de 0 a 3 años; de 70 euros para las que tienen niños de 3 a 6 años; y de 50 euros, con hijos de 6 a 18 años.

Este complemento no solo podrán recibirlo las familias que reciben el IMV sino que se ampliarán los requisitos. En concreto, se extenderá el anillo hasta tres veces el nivel de renta garantizada que se tiene en cuenta en estos momentos para poder acceder al IMV, y hasta 1,5 veces el patrimonio máximo que hay que tener.


La reforma de pensiones pondrá fin en 2022 a la paguilla de los jubilados


El Gobierno apunta a una subida de pensión de 22,6 euros al mes por jubilado para 2022

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin